Autor:

El gobernador  de Jalisco, Jorge Aristóteles Sandoval, faltó a su palabra de defender a las comunidades de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, acusó el diputado federal Clemente Castañeda. Lo anterior, después de que el gobernador decidiera realizar la cortina de 105 metros en la presa el Zapotillo, “situación que borrará del atlas mexicano a varias comunidades para atender el abasto de agua que involucra de manera directa a los estados de Jalisco y Guanajuato”.

“Tomó la decisión de no hacer valer los derechos de estas comunidades, argumentando la existencia de un estudio que no conocemos ni hemos tenido la oportunidad de analizar. Lo hizo, además, faltando a su promesa de no hacerlo”, dijo el coordinador de la bancada del partido Movimiento Ciudadano.

Puntualizó que el Gobernador de Jalisco tenía dos responsabilidades fundamentales a cumplir y que ninguna de ellas las llevó a cabo: “El gobernador y el Gobierno del Estado tenían dos obligaciones: 1) hacer valer la resolución de la SCJN de no elevar la cortina a 105 metros para no inundar los pueblos; y 2) hacer valer los decretos que garantizan los derechos de agua del Río Verde para Jalisco. No cumplieron ninguna, por el contrario, con el anunció de no oponerse a la realización de la presa el Zapotillo, y con ello permitir el trasvase de agua a Guanajuato, confirmaron que esta administración tiene más interés en cumplirle al Gobierno Federal, que a los jaliscienses”.

En Contralínea documentamos que la presa El Zapotillo es un proyecto intergubernamental impulsado por el gobierno federal y los estados de Jalisco y Guanajuato. “El dique, que contará con más de 105 metros de altura, inundará las poblaciones de Temacapulín, Acasico y Palmarejo, y desplazará de sus lugares de origen a más de 800 personas”. Además de terminar con su modo de subsistencia.

Esta obra fue concedida a las empresas Acciona Infraestructuras, La Peninsular Compañía Constructora, FCC Construcción y Grupo Hermes, bajo el concurso de licitación pública internacional 16101037-063-08” (edición 204).

Érika Ramírez

 

Comments

comments