By

Más de 1 mil millones de pesos del erario, la cartera de la afición, el comercio multisectorial y la barata remodelación del circuito septuplicaron las ganancias de CIE por el regreso de la Fórmula 1 a México

Para Corporación Interamericana de Entretenimiento (CIE), el negocio fue redondo: por la organización del Gran Premio de México de la Fórmula 1 (F1) las utilidades netas aumentaron 768.8 por ciento, los ingresos consolidados durante el periodo de la carrera crecieron 93.4 por ciento en comparación con el último trimestre del año anterior, las ventas ascendieron un 40 por ciento, y el flujo operativo se duplicó.

Más de 1 mil millones de pesos de dinero público más los ahorros de los aficionados motorizaron a la compañía para que ésta septuplicara sus ganancias durante 2015.

formula1-600

2015, año dorado para CIE

“México vuelve a estar de F1esta”, asegura el cartel promocional del Gran Premio de 2016. En alusión al equipo Mercedes (bicampeón actual de la categoría), papeles tricolores caen sobre un monoplaza plateado que festeja haciendo donas en medio de la zona del estadio del Autódromo Hermanos Rodríguez.

El nombre del país-marca se exhibe como el ganador. Eufórico, con las banderas ondeando de fondo, México celebra. La algarabía cubre por igual a piloto y público. El cuadro lo remata la invitación a endeudarse 6 meses, “sin intereses”, para poder ser parte de la “fiesta”.

La publicidad no dice que pase lo que pase CIE ya ganó; no señala que antes de iniciarse la venta de boletos para la carrera del 30 de octubre de 2016, e incluso aún sin haberse corrido la de 2015, ya celebrada: 85 millones 164 mil dólares del erario habían aceitado su maquinaria para garantizar que la F1 fuera un éxito para la firma.

Y lo fue. Así lo asienta su propio informe entregado a la Bolsa Mexicana de Valores:

Los ingresos netos en el año fueron 8 mil 893 millones 780 mil pesos; 2 mil 532.9 millones, un 40 por ciento, más que en 2014. En el último trimestre de 2015, aumentaron un 93 por ciento en comparación al mismo periodo del año anterior.

Las utilidades netas se septuplicaron: los 102.7 millones de 2014 se convirtieron en 718.3 millones de pesos, de los cuales más de la mitad (416.8 millones) llegaron a las cuentas en el mismo trimestre automovilístico.

Sus activos totales pasaron de 7 mil 923.7 millones de pesos a 10 mil 82 millones, y su capital contable cerró el año en 3 mil 754 millones.

Por su parte, la Consultora 414 intituló su reporte independiente del 29 de febrero de 2016 como “Resultados 4T15 [cuarto trimestre 2015]: El Gran Premio de CIE” (antes, en el periodo inmediato a la firma del contrato entre el gobierno federal y CIE, los analistas habían marcado su comunicado como “Resultados 3T14: resultados positivos calientan motores”).

El estudio subraya la importancia que tuvo la comercialización de la carrera para la firma encabezada por Alejandro Soberón: “CIE Comercial obtuvo ingresos por 1 mil 862 millones de pesos”, 250 por ciento superior a lo reportado 1 año antes. “Este incremento se debe principalmente al Gran Premio de México de la Fórmula 1”, sentencia.

Dinero público, motor de CIE

En plena Copa del Mundo de Brasil, precisamente el día en el que la selección mexicana derrotó a la croata 3 a 1 Recife, CIE y el gobierno federal, representado por Claudia Ruiz Massieu, celebraron el contrato por el cual la trasnacional amarró, por lo menos, 213 millones de dólares del erario para la organización de los grandes premios de F1 hasta 2019.

El Gran Circo ni siquiera había empacado hacia México para la carrera del regreso, pero las cuentas de CIE ya habían sido cargadas con 85 millones 164 mil dólares por medio del Consejo de Promoción Turística de México (respuesta a la solicitud 2135500013915 presentada por Contralínea en septiembre de 2015).

El contrato 36/2014 así lo había establecido: todos los pagos se harían por adelantado. Además, entre más se devalúe la moneda mexicana más pesos recibirá la trasnacional, pues los montos son ajustados al “tipo de cambio publicado en el Diario Oficial de la Federación en la fecha de pago correspondiente”.

Así, conforme al acuerdo –del cual Contralínea posee copia–, además de los equivalentes a los 85.2 millones de dólares para las competencias de 2015 y 2016, el CPTM se comprometió a entregar 40 millones 987 mil para la de 2017; 43 millones 564 mil para la última carrera en el sexenio de Enrique Peña, en 2018, monto que el Consejo repetirá para la de 2019.

contralinea-481-b

En total, el gobierno federal prometió 213.3 millones de dólares. Empero a esa cantidad se le podría sumar otra unidad de potencia en favor de la escudería de CIE: el CPTM podrá “acordar el incremento del monto del contrato” hasta en un 20 por ciento; es decir, 42 millones de dólares más.

Adjuntas a los pagos, el órgano de la Secretaría de Turismo debe entregar cada año “cartas de crédito”, confirmadas por un banco del Reino Unido –terruño de Bernard Ecclestone, dueño de los derechos de la F1–, para garantizar la financiación de los eventos. Dichas garantías son de 30 millones de dólares para los grandes premios de 2015, 2016 y 2017, mientras que para los de 2018 y 2019 será de 32 millones.

Y si eso no fuera suficiente, por contrato, el mismo Consejo “se obliga también a incluir dentro de su planeación financiera para los ejercicios fiscales subsecuentes a 2014 los recursos necesarios para hacer frente a todas y cada una de las obligaciones”, así como “a llevar a cabo las acciones necesarias para contar con los recursos financieros necesarios para garantizar el cumplimiento de dichas obligaciones, y a mantener vigente, disponible y en monto suficiente para dar cumplimiento de dichas obligaciones” una la línea de crédito en el Banco Nacional de Comercio Exterior (Bancomext, una de las entidades de la Banca de Desarrollo del Estado mexicano), del que era director general Enrique de la Madrid al momento de firmarse el convenio que ahora cuida como secretario de Turismo.

Confirmado el pago por el propio gobierno de México, Bernie Ecclestone cerró su trato con CIE.

El primer fin de semana de F1 se dio. El autódromo se llenó. La carrera se transmitió por Televisa, para quien la publicidad en televisión abierta fue exclusiva.

De pie, flanqueados por banderas y arropados por decenas de escudos nacionales grandes, medianos y chiquitos rematados con la leyenda “México Gobierno de la República”, Alejandro Soberón, presidente ejecutivo y director general de CIE; Enrique de la Madrid, secretario de Turismo, y Eduardo Sánchez, vocero de la Presidencia, festejaron la alianza público privada al presentar los resultados económicos que la Fórmula 1 en su vuelta al país.

Más de 336 mil entradas vendidas y cobradas por la misma empresa, cuyos precios formula1-02-481oscilaron entre los 2 mil 500 y los 18 mil pesos; 321 millones de pesos para el ramo hotelero; 295 millones en gastos varios de visitantes; “el Fórmula 1 Gran Permio de México 2015 contribuyó a la economía del país con 3 mil 944 millones de pesos”, aseguraron los anunciantes, “que sumados a los 4 mil 705 millones de pesos, valor de la exposición mediática global, nos da como resultado 8 mil 649 millones de pesos”.

Los participantes se regodearon en los triunfos privados, presentándolos como sinónimo de bienestar social. La inversión de 575 millones 406 mil 425 pesos por el “servicio de promoción de México” –como asienta el contrato– fue más que saldada, quedó en una ganga, ya que “la marca México exhibida en la pista, se convirtió en la segunda con mayor presencia en televisión en todo el campeonato, lo que representó para nuestro país un total de 767 millones de pesos en exposición mediática”.

El evento llevado a cabo en el casino Naval de la Marina Nacional fue para mostrar los datos aportados por las empresas contratadas por CIE con tal objeto, no para publicar las ganancias de la firma encabezada por Soberón Kuri.

En la pista, el Gran Premio de México se lo llevó Nico Rosberg; pero fuera de ella, en las cuentas, además de su socia televisiva, el ganador fue CIE, gracias al motor que le dio el gobierno federal, con el tanque lleno de recursos públicos.

“Hoy estamos muy complacidos de comprobar que estas satisfacciones vienen acompañadas con resultados que realmente benefician a nuestro país, no sólo en imagen, sino también económicamente”, dijo en tono solemne, burocrático, Alejandro Soberón, y remató:

“El reto para los siguientes 4 años es importante, pero nos encontramos trabajando arduamente para seguir trayendo resultados positivo para México.”

Para la elabroación de este trabajo se solicitó conocer la versión de CIE, a través de Ulises Albores, director de Consultoría en Relaciones Públicas de P&L Profesionales en Logística y Servicios, empresa encargada de la relación de CIE con los medios. Hasta el cierre de edición no se obtuvo respuesta.

También se buscó una entrevista con Rodolfo José López Negrete Coppel, director General del CPTM, por medio de Jocelyn Soria Meza, gerente de Comunicación. No obstante, aún no hay respuesta.

Mauricio Romero, @mauricio_contra

[BLOQUE: INVESTIGACIÓN][SECCIÓN: CONTRAGOLPE]

Contralínea 481 / del 28 de Marzo al 02 de Abril, 2016

contralinea-481-m

 

TEXTOS RELACIONADOS:

Comments

comments

 
Copy past blocker is powered by http://jaspreetchahal.org