By

Los colectivos organizados en el Auditorio Che Guevara de la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) señalan que no han recibido documento ni invitación verbal alguna de parte de las autoridades universitarias para dialogar.

auditorio_che_guevara

A pesar de las declaraciones del rector de la UNAM, Enrique Graue Wiechers, en el sentido de que buscará el “diálogo” para que los colectivos desalojen el auditorio, hasta el momento nadie de la Rectoría ha intentado establecer comunicación con los estudiantes y talleristas que ocupan el espacio al que las autoridades llaman Auditorio Justo Sierra.

En rueda de prensa celebrada en el Auditorio Che Guevara de la Ciudad Universitaria, los integrantes de los colectivos –quienes en conjunto se asumen como Okupaché– señalan que mantendrán el inmueble como un “espacio autónomo”. Por ello, no entablarán diálogo alguno con las autoridades.

“Si lo que se está exigiendo es una reorganización del auditorio, el diálogo será con los estudiantes interesados en gestionar el espacio, pero no con las autoridades. Independientemente de que en el Che y en la Okupa se tengan que cambiar varias cosas de la dinámica y la vida cotidiana, eso no es algo en lo que tengan que intervenir las autoridades.”

Para ello, los colectivos organizados en el Che celebran asambleas periódicas con estudiantes y profesores en la Facultad de Filosofía y Letras. Reconocen que en las asambleas ha habido estudiantes quienes han señalado su desacuerdo con la dinámica actual del espacio; “sin embargo están de acuerdo en que no haya injerencia de las autoridades en el auditorio. Se está planteando que se mantenga como un espacio autónomo. Y, en todo caso, si se tiene que reorganizar el trabajo en el Che, no va a ser mediante un diálogo o un acuerdo con las autoridades sino con el sector estudiantil y el sector social”.

La rueda de prensa –celebrada este jueves 17–, se llevó a cabo en cumplimiento de uno de los resolutivos de la asamblea estudiantil y académica celebrada el 12 de marzo pasado en la Facultad de Filosofía y Letras.

Los cuatro alumnos y talleristas que hicieron uso de la palabra –respaldados por decenas de activistas– denunciaron que viven un clima de persecución y acoso desde que Jorge Esquivel, el Yorsh, fue detenido. Han ocurrido seguimientos, llamadas de intimidación a sus teléfonos celulares e, incluso, golpizas.

Exigen la libertad incondicional de Jorge Esquivel, “ya que las autoridades no cuentan con elementos para demostrar la supuesta culpabilidad”. Señalan que con la liberación “quedó en evidencia el gran montaje entorno al narcomenudeo”.

“Nos pronunciamos enérgicamente contra la entrada de la policía o el uso de la fuerza para desalojar el Auditorio Che Guevara.”

La próxima semana –de vacaciones– “es el tiempo de mayor vulnerabilidad”. Por ello, se realizarán foros de discusión y acción con las temáticas: Historia de la lucha del Che y la defensa de los espacios autónomos y autogestivos; Espionaje y represión en la UNAM; Reforma educativa y estructura antidemocrática en la UNAM; y Luchas sociales. Además, se impartirán talleres de grabado, serigrafía, diseño gráfico en software libre, pan vegano y desodorantes y enjuagues bucales; también, los días 18, 19 y 20 se celebrará el Encuentro Metropolitano Anarcopunk. Y para los días 16 y 17 de abril se realizará el encuentro artístico Manifestaxión: proyectos de la contracultura.

 

 

Comments

comments

About the Author

 
Copy past blocker is powered by http://jaspreetchahal.org