Si de candidaturas hablamos…

By

I. El columnista Salvador García Soto nos ha contado la versión de Alejandro Murat sobre su candidatura por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), para competir por la gubernatura de Oaxaca. Tras estar con Peña cuando éste fue góber del Estado de México, fue director del Infonavit. Sólo que ha pasado por alto que su papá, José Murat, le echó una ayudadota con la labor que realizó al peñismo, al fusilarse los “Pactos de la Moncloa”, como base de lo que fue el “Pacto por México” que parió las reformas estructurales, con la energética como la cereza del pastel cuyas velitas se han ido apagando sin haber prendido a la economía mexicana. Papá Murat se encargó de que los participantes en esas sesiones de sínodo nocturno, siguieran el guion aprobado por los peñistas encabezados por Videgaray y sus asesores; publicando además un panfleto sobre el tema. Terminada su labor, y viudo, papá Murat se matrimonió de volada y emprendió el viaje de luna de miel, dejando bien atada la candidatura de su hijo. Éste se adorna diciendo que todo fue obra suya. Pero no todo; y si gana la elección, papá Murat tendrá que hacer mutis, ya que el júnior dice: “tengo otro estilo… y una forma distinta de entender la política, incluso generacional”.

ConjeturasII. Peñista de corazón, el júnior Murat escuchará al marrullero de su papá que es como “el diablo que sabe más por viejo que por diablo”. Y necesitará de sus intereses en Oaxaca si se llega a atorar en los graves problemas que padece la entidad. Pero deberá mantenerlo a raya, porque los tutores en política son dañinos. Y “mucho ayuda el que no estorba”. Y ya que hablamos de precandidatos y candidatos, les comento que anda promocionando su libro-propuesta: Sólo así: por una agenda ciudadana independiente, el protagonista ajonjolí de todos los moles, polémico, enojón, exfoxista-panista, con el apellido materno al estilo de los gringos: Jorge G (Gutman), para autopostularse para el 2018 –no tan a la vuelta de la esquina con todo y que el sexenio de Peña ha concluido con el fracaso de sus “cambios estructurales” y la crisis económica que apenas empieza–, convocando a sus competidores del PRI, PAN y PRD, quienes querrán echarle montón a las candidaturas independientes.

III. ¿Ramón de la Fuente? ¿Moreno Valle? (quien debe perder toda esperanza por el panismo). ¿Manuel Velasco?, el imitador de Peña que a diario paga inserciones en los periódicos para publicar su foto. ¿Gutiérrez Candiani?, por los empresarios, apaciguado en Oaxaca con la promesa de un cargo peñista. ¿Margarita Zavala?, apestada en el PAN… ¡por calderonista! Y otros para hacer ruido y ganar influencias a la hora de “retiro mi precandidatura a cambio de…”. Castañeda Gutman tendrá que usar sus dos apellidos para entrar en la lista y tener la posibilidad de vencer a sus contrincantes. Si es que Videgaray va por el PRI; a menos que Beltrones sea el Obregón-Calles para apostar al último sexenio de ese PRI en la lona por el peñismo. Al del PAN quienquiera que sea. Al mismo López Obrador por Morena y al del PRD aunque fuera Mancera quien también amenaza irse como independiente… derrotado de antemano.

Comments

comments