By

Alrededor de las 23:30 horas del día miércoles 10 de febrero, dio inicio un enfrentamiento entre dos grupos de reos que se disputan el control del Centro de Readaptación Social de Topo Chico, en Nuevo León, reclusorio administrado por el gobierno estatal.

topo-chico-03

El saldo preliminar del enfrentamiento es de 52 internos fallecidos, todos de sexo masculino, así como 12 heridos, de los cuales 5 se reportan como graves.

Los hechos se registraron en las áreas conocidas como C2 y C3, en las que se encuentran recluidos internos considerados como de alta peligrosidad, que han sido procesados principalmente por los delitos de homicidio, secuestro, asalto a mano armada, extorsión y delincuencia organizada.

Los bandos fueron encabezados por Jorge Iván Hernández Cantú, apodado Comandante Credo, quien es integrante del Cártel del Golfo, y Juan Pedro Saldívar Farías, el Z27, quien forma parte del Cártel de Los Zetas y ha sido un operador cercano de los hermanos Miguel Ángel y Omar Treviño.

Las disputas entre ambos grupos se agudizaron desde la riña suscitada al interior de ese penal el 27 de septiembre del 2015, en el que resultó muerto Mario Alberto Roldán Zúñiga, el Fresa, integrante de Los Zetas, resultando además 11 reos lesionados, de ambas partes.

De la pugna por el control del reclusorio ya tenía conocimiento la directora Gregoria Salazar, quien supuestamente lo había reportado en distintas ocasiones al general Cuauhtémoc Antúnez, secretario de Seguridad Pública de Nuevo León, pese a lo cual no se tomaron en su momento las medidas conducentes para solucionar este problema.

En el enfrentamiento de ahora tomaron parte decenas de internos, quienes emplearon armas blancas, puntas, palos, piedras, objetos contundentes y también bombas molotov, ya que contaban con varias galones de combustible.

topo-chico-02

El motín fue controlado totalmente alrededor de la 1:30 de este 11 de febrero con la intervención de la Policía Federal y de elementos castrenses que fueron trasladados hasta ese reclusorio. La Comisión Estatal de Derechos Humanos pudo ingresar hasta después de las 7:00 horas.

Tras el operativo, se decomisaron 60 armas blancas, 49 teléfonos celulares y 12 bombas molotov que no fueron detonadas, estimándose que más de 20 sí lograron ser activadas por los grupos en pugna.

El penal de Topo Chico registra una sobrepoblación de más del 25 por ciento, debido a que su capacidad es para albergar a 3 mil 273 internos y en la actualidad hay 3 mil 979, de los cuales 3 mil 498 son hombres y 481 mujeres.

topo-chico-01

Comments

comments