By

I. En el chapoteadero de Guzmán Loera va quedando claro que es de tal magnitud el negocio del narcotráfico que hasta actores cinematográficos, banqueros y empresarios andan metidos en el comercio de las drogas. Así que no deben sorprendernos los nombres de quienes manejan esos multimillonarios recursos, en compra de empresas e inversiones para su lavado. Y es que los capos han aprendido que deben asociarse con los protagonistas de la actividad política para sobornarlos, y así contar con la protección que les facilita el comercio de sus productos. Hay jueces, magistrados, diputados y senadores recibiendo cantidades de dinero que al ser encarcelados, les sirve para contratar abogados y comprar policías para huir. Es tan atractivo el reparto de ese dinero y alcanza para todo, que empresarios y banqueros tampoco resisten participar oxigenando así su capitalismo. Y qué decir de algunos desgobernadores que también le entran a las componendas.

ConjeturasII. Y hablando de componendas, ¿qué complicidades, en el Senado…, ¡y con los sanadores veracruzanos!, impiden la destitución por vía de la desaparición de poderes, del jefe de la delincuencia política organizada: Javier Duarte de Ochoa, troglodita de Veracruz y quien ya puso las condiciones para la derrota del PRI en Veracruz? ¿Por qué el peñismo y el mismo Peña lo consienten tanto? Su prepotencia y sonrisa perversa siempre a flor de labios se suma a sus violaciones a los derechos humanos de los mexicanos que han sufrido sus embestidas criminales. Por su indiferencia y odio a la prensa escrita lleva en su haber… ¡11 periodistas asesinados!, porque en la entidad prevalece la impunidad y se multiplican los jefes de las delincuencias organizadas, encabezadas por quien tiene en sus manos los tres poderes. Ha impuesto en el estado un régimen policiaco-delincuencial y de golpeadores que en su penúltima estupidez, ordenó agredir salvajemente a jubilados que exigían el pago de sus pensiones. Quién sabe cómo le vaya a ir al corresponsal Eirenet Gómez (La Jornada, 24 de diciembre de 2015), por su crónica de esos hechos sangrientos.

III. ¿Quién del peñismo encubre y protege a Duarte de Ochoa? ¿En qué transa está metido el desgobernador y qué les sabe a sus cómplices, que es intocable y se comporta como un troglodita? Hay desgobernadores en las 31 entidades, pero el sucesor de Fidel Herrera –exiliado en un consulado de Portugal– es el jefe de esa delincuencia política organizada. Administra delitos y sus golpeadores con uniforme son temibles. Duarte y Herrera son dos bribones que han abusado del poder por 12 años. Por supuesto, el peñismo nombrará a Duarte embajador ante el Estado Islámico; nombramiento que honraría a quien tiene a Veracruz bajo el terrorismo. La pax duartista es en base al temor, los homicidios, las agresiones, el encarcelamiento o la huída a otros lugares. Y el Senado entretenido en darle la medalla Victoriano Huerta al millonario de los palacios de hierro, un tal Balleires, en lugar de echar del poder al desgobernador. Ésta es una prueba más en el expediente delincuencial de Duarte de Ochoa, que sabe que no le harán pagar sus crímenes políticos y sangrientos.

Álvaro Cepeda Neri*

Domingo, 31 de Enero 2016

Comments

comments

About the Author

 
Copy past blocker is powered by http://jaspreetchahal.org