Autor:

La delincuencia se ha desbordado de tal manera en el país, que a la fecha homicidios, enfrentamientos a balazos y otros hechos violentos son tomados como algo natural entre la población, ¿y cómo no hacerlo? Cuando la niñez está rodeada de juegos y eventos que les hacen creer que nada es real y todo se trata de un simple juego

Norberto Lacarriere Lezama  / Matamoros, Tamaulipas

Sociólogos, psicólogos, pedagogos y docentes coinciden en que los efectos colaterales de la inseguridad son la psicosis y la identificación de ciertos grupos de la comunidad –en especial los niños– con modelos antisociales vistos de cerca o conocidos por diversos canales de comunicación.

Este cambio preocupa a educadores como María del Socorro Miramontes, quien admite que mientras unos niños se resisten a ir a la escuela, espantados por lo que pudiera ocurrir, otros juegan “a ser los malos porque siempre ganan”.

Esta exposición a la violencia entre los menores de edad se ha incrementado con la creciente popularidad de juegos de video como “Halo” y “Call Of Duty 4”, que contienen imágenes sangrientas o inapropiadas para un niño.

Miramontes –quien recientemente fue entrevistada en cadena nacional por la periodista Denise Maerker–, explicó que aunque la proporción es mínima respecto a otras actividades de esparcimiento, en algunos casos los chicos le han pedido a sus padres que les compren réplicas de armas de alto poder, que a simple vista pasarían por una real y que incluso han sido utilizadas por delincuentes para cometer atracos.

Durante un recorrido por algunos centros comerciales de la localidad se logró constatar que esta clase de imitaciones están a la venta sin ninguna restricción, aun cuando la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) ha advertido que quienes comercialicen estos juguetes pueden ser sancionados.

Países como Estados Unidos ordenan que estos artefactos cuenten con un distintivo color naranja o rojo en la punta del cañón, lo que los identifica como juguetes.

En la actualidad existen en el mercado réplicas de pistolas tipo escuadra que cuentan con un cargador en donde se le depositan postas de plástico, además de que permiten al usuario cortar cartucho como si se tratara de un arma real. Estos juguetes disparan con tal fuerza sus proyectiles, que pueden causar lesiones severas, como la pérdida de algún ojo.

Dentro de esos negocios también existen imitaciones de fusiles AK-47 y pistolas calibre .380 y 9 milímetros, cuyo precio oscilaba entre los 500 y 700 pesos.

CON MIEDO A SALIR A LA CALLE

El pasado 5 de noviembre se registró un enfrentamiento entre civiles armados y más de 600 elementos de la Armada de México en pleno Centro Histórico de Matamoros, Tamaulipas, lo que provocó que durante horas la población viviera en un verdadero estado de sitio.

Desde entonces muchos padres de familia no desean ni enviar a sus hijos a la escuela o de permitir que participen en cualquier actividad en público, por temor a que queden atrapados en un posible fuego cruzado.

Prueba de ello es que el día 8 de noviembre prácticamente todas las escuelas en la localidad decidieron dar salida a los alumnos, luego de que en 15 planteles se recibieron amenazas de bomba.

Miguel Arturo Flores García, coordinador de la Asociación Estatal de Padres de Familia en Matamoros, destacó que las autoridades han dejado a criterio de los papás permitir que sus hijos participen en actividades cívicas como el pasado desfile del 20 de noviembre.

Además recomendó a los padres de familia estar al pendiente de sus hijos y sus gustos.

“Lo importante es que ante tanta exhibición de violencia se recomiende a los papás, mamás y tutores, que regulen la programación televisiva o los contenidos de Internet a los muchachos, para evitar las tendencias a la violencia”, indicó.

Esta exposición a la violencia ha también ha provocado que para algunas personas sea motivo de entretenimiento acudir al lugar donde ocurrió una balacera, a fin de saciar su curiosidad por ver lo que sucedió.

EL AMBIENTE FABRICA
PERSONALIDADES

Orpha Rodríguez Zúñiga, directora de uno de los tres Centros de Atención Para Adicciones (CAPA) que existen en Matamoros y dependen de la Secretaría de Salud en Tamaulipas, advierte que la violencia está considerada entre las manías que pueden causar fascinación o, por lo menos, dependencia.

Experta en temas de adicciones, esta psicóloga advierte que este fenómeno está creciendo dentro y fuera de casa.

“En el hogar lo que se ve en la televisión y lo que se escucha en la radio son puros eventos agresivos y violentos; fuera del hogar ni se diga, todo es por la inseguridad que se vive en el país. Desgraciadamente los niños son como una ‘esponjita’ y si a eso se le agrega su cercanía con los videojuegos llenos de violencia, imagínense”, expresó.

Rodríguez Zúñiga indica que el entorno ha cambiado las dinámicas de protección civil, puesto que si antes se realizaban en las escuelas simulacros de temblores, inundaciones e incendios, hoy hay hasta manuales sobre cómo actuar en caso de un enfrentamiento a balazos, y eso, dice la especialista, también impacta al chico.

“Hablando concretamente de las adicciones a la violencia, claro que existen y más cuando se trata de patrones repetibles. Si hay un papá golpeador, hay predisposición a ser agresivo y puede prevenirse de acuerdo a la educación que se le de al niño”, sentenció.

Sobre la tesis de que algunos ciudadanos están volviéndose muy “cínicos” al ver con naturalidad e incluso simpatía los hechos violentos, la experta destacó que eso es normal y sucede cuando se está en constante cercanía con sucesos de esa naturaleza.

ANTES DE LAS BALACERAS, LAS GOLPIZAS

Miguel Arturo Flores García admite que el organismo a su cargo cuenta con algunos reportes de riñas afuera de las escuelas; sin embargo, ninguna de ellas pueden considerarse como asuntos relacionados con el acoso físico y emocional conocido como “bullying”,

Por su parte, el especialista en educación Miguel Angel Tello Romero reconoce que en muchas ocasiones la falta de aprovechamiento del alumno –que puede provocar deserción escolar– se debe a que está siendo objeto de molestias en el salón o en el recreo.

Algunos reportes indican que en tres escuelas de Matamoros hubo padres de familia quienes decidieron cambiar a sus hijos de colegio, pues nadie les hizo caso a sus acusaciones de abuso en contra de sus niños.

“El director y los maestros siempre nos salían con que ‘eran cosas de niños’”, dijo una de estas madres quien pidió el anonimato.

LOS SONIDOS DE LA VIOLENCIA

El portal de Internet Youtube es mucho más que una simple página para “subir” videos grabados con cualquier dispositivo, también es uno de los principales sitios de consulta sobre todo tipo de temas, incluyendo las noticias sobre diversos hechos violentos en el país.

Entre los múltiples videos que existen sobre el tema existe uno llamado: “Graban impresionante balacera en Nayarit”, que fue realizado por un niño que se encontraba a bordo de un camión escolar que quedó atrapado a unos metros de un enfrentamiento a balazos.

En la grabación, de menos de un minuto de duración, se escuchan gritos de espanto y asombro de los niños que estaban en el camión; sin embargo, el autor del video nunca deja de grabar la escena con su teléfono celular.

Otro ejemplo es el video: “Mexican Navy Mi-17 attacks truck in Matamoros eastern outskirts balacera”, con una duración de 2 minutos con 52 segundos y en donde pueden escucharse los sonidos de un helicóptero militar y el ruido que parecería ser de tres ráfagas de artillería pesada disparadas en contra de un vehículo.

Y aunque el autor y narrador de esta grabación destaca cómo “están balaceando la Van”, esta unidad motriz nunca puede apreciarse en el video.

Sin embargo no todos los videos son tan violentos, también existen los que podrían considerarse cómicos, tal es el caso del llamado: “Borracho NECIO ignora a soldado en Matamoros”, donde aparece un hombre en  aparente estado de ebriedad, quien se acerca a un militar. Al notar la presencia del individuo, el soldado le pregunta por el chofer de la ambulancia que se encuentra junto alocutor estaba ebrio, le ordena retirarse.

Es en ese momento cuando el desconocido responde al militar: “Primero me preguntas y luego me corres”, lo que ha provocado la gracia de quienes han visto esta grabación.

En este, como otros muchos casos, lo que antes provocaba horrar y consternación entre la mayoría de las personas, ahora es cosa de risa.

Comments

comments