Autor:

Tras más de diez años de ser el tianguis de vehículos usados más grande del centro del país, el 10 de enero fue clausurado en Valle de Santiago este lugar en donde cada martes se comercializaban cientos de vehículos nacionales y extranjeros, muchos de ellos con reporte de robo o situación irregular. El megatianguis fue trasladado a las inmediaciones de Celaya

Areli Zamora

Todo comenzó cuando un día antes, el 9 de enero, las autoridades locales de seguridad pública, desarrollo económico, desarrollo urbano y protección civil, clausuraron de manera permanente los cinco predios ubicados al final del camino a la Gachupina, lugar donde se realizaba la compra-venta de carros.

El motivo que en ese momento presentó la autoridad a los propietarios de los terrenos fue por la violación del reglamento de estacionamientos para el municipio de Valle de Santiago en sus artículos 3 fracciones 4 y 9, y artículo15 en su fracción 9 del mismo documento.

En estos artículos se contempla que el permiso de uso de suelo para estos terrenos fue otorgado para estacionamiento y no para la comercialización de vehículos entre particulares tal y como se venía desarrollando, además de que en cuatro de los terrenos la licencia estaba vencida. Sin embargo, la verdadera razón para clausurar este sitio es otra: según la dirección de seguridad pública de aquel municipio, a través de un comunicado, admitió que fueron los diferentes problemas que se veían en la zona.

“Sobre el aspecto de seguridad también se les comentó (a los propietarios) que desde el inicio de la actual administración se analizó el tema ante la ola de violencia, robos, llamadas de extorsión y faltas administrativas que se generaban en el municipio a partir del día domingo, lunes y los martes de día de tianguis.”

Un día después del la clausura de los cinco predios donde se comercializaban  autos usados, las autoridades de Valle de Santiago y los dueños de los estacionamientos tuvieron una junta en donde les expresaron las razones para clausurar el lugar pero también salieron a relucir más motivos.

Éstos se refieren al aspecto de desarrollo económico para el municipio en donde salió a relucir que la ciudadanía en general de Valle de Santiago obtenía un beneficio mínimo con la instalación del tianguis de vehículos usados en comparación con la gran cantidad de problemas de tipo social que había, sobre todo los días martes.

Golpe a la economía de los vallenses

Sin embargo para algunas organizaciones sociales como la Unión Campesina Democrática (UCD), esta última razón que la autoridad municipal de Valle de Santiago emitió es completamente falsa, pues el coordinador estatal y del Centro Occidente del país, de la UCD FRENOS, Rodrigo Tovar Esquivel, señaló que con la clausura del tianguis más grande del centro del país, se afectará la economía de cerca de cinco mil personas.

“Es una fuente de empleo para miles de personas, no nada más los que se citan a comercializar y vender vehículos usados, sino que estamos hablando de gente que va a vender comida, accesorios, los mismo hoteles de la región, los restaurantes, las refaccionarias, los lavados de autos de Valle de Santiago están en desacuerdo de que se haya cerrados el tianguis”.

Según datos de la UCD, todos los martes se daban cita alrededor de mil personas que ofertaban su vehículo. Muchos de ellos eran propietarios de vehículos  provenientes de varios estados del centro y sur del país como Chiapas, Oaxaca, Zacatecas, Michoacán, Veracruz, Quintana Roo, Querétaro, Jalisco y Guanajuato.

Sin embargo, la mayor parte de la compra-venta de vehículos eran de estados del norte como de Tamaulipas o incluso extranjeros provenientes de Estados Unidos, ya que en ese tianguis también se veía la comercialización de carros de procedencia extranjera.

Por eso, al ver la clausura de dicho tianguis, un rumor corrió como reguero de pólvora en los oídos de los ciudadanos, “el decomiso masivo de carros extranjeros”, rumor que el coordinador estatal de la UCD FRENOS desmintió.

“Cuando clausuraron el tianguis de Valle, se presentó la autoridad municipal, estatal, judicial y el ejército. Todo el mundo sin saber del tema iniciaron los rumores y las especulaciones de un decomiso masivo de unidades de procedencia extranjera, esto es falso, no hubo ninguno decomiso, el municipio solo pidió el apoyo a las fuerzas de seguridad que yo creo que fue demasiado”.

Sin embargo, algunos vallenses y personas ajenas al municipio quienes llevaron a comercializar sus vehículos un día después del cierre de los predios, también tuvieron inconformidades al saber de tal clausura, lo que originó un brote de violencia.

Descontento ciudadano

La mañana del martes 11 de enero, cientos de personas provenientes de varios estados del país, llegaron a Valle de Santiago con el afán de vender su automóvil o encontrar una buena oferta para comprarlo, pero al encontrarse con la clausura del lugar hubo inconformidades hacia las autoridades.

El motivo de la inconformidad es que no hubo avisos previos y ante esta situación, personal del municipio se vio obligado a reubicar a tales personas. El lugar elegido fue a los alrededores del kilómetro13 de la carretera Valle de Santiago – Salamanca, en la plaza de Toros Coliseo del municipio petrolero en donde se vio solo el  50 por ciento de los vehículos que se daban cita todos los martes.

Pero la reubicación no fue de forma pacífica, ya que unas personas que se hacían llamar líderes de organizaciones sociales empezaron los brotes de violencia hacía las autoridades, según denunció Tovar Esquivel, Coordinador estatal de UCD FRENOS, quien estuvo presente ese mismo día.

“Había personas de otras organizaciones que sin conocer de fondo el tema estaban haciendo un poco de brotes de violencia, cuando en verdad no estaban bien informados de la situación entre gobierno y los poseedores de los tianguis y no es más que la falta de permisos. Sí ellos se dedican a solucionar el problema no tenemos por qué manifestarnos de una forma violenta y grosera hacia el gobierno, ya que hasta al presidente municipal de Valle de Santiago lo insultaron de corrupto y no se vale”.

Cabe señalar que aparte de la falta de permisos para la venta de vehículos en los cinco predios clausurados y la violencia desatada en el lugar los días cercanos al tianguis, también había señalamientos constantes sobre la venta de vehículos robados en ese lugar.

Posible compra-venta de carros robados

A pesar de las constantes denuncias de venta de vehículos robados en este tipo de lugares y que el tianguis de coches usados de Valle de Santiago era el más grande del centro del país, en este lugar no había un módulo preventivo de la Procuraduría General de la República (PGR) para verificar la legalidad de los carros.

Es más, desde hace cuatro años no había la presencia de los elementos federales que antes sí realizaban revisiones y chequeos de manera gratuita de todos los vehículos que se ofertaban para corroborar si la unidad  a vender contaba o no con reporte de robo.

Ahora el procedimiento para que un comprador verifique que la unidad a adquirir no sea de procedencia ilícita, consiste en que debía asistir a la presidencia municipal, comprobar que es originario del estado de Guanajuato y hacer un pago para que la PGR proporcione después la revisión para saber si el carro cuenta  con reporte de robo.

Al preguntar sobre los casos de robo de vehículos que se hayan registrado en el interior de este tianguis, la Subprocuraduría de Justicia de la región B de la PGR a la que pertenece Valle de Santiago informó que no cuenta con reportes de este tipo de ilícitos relacionados con el tianguis de vehículos usados. Esto es porque los reportes con los que se elabora el padrón de estadísticas es por municipio, no por colonias, calles o lugares en específico como el caso del tianguis en cuestión.

Emigran a Celaya

Ante el cierre del tianguis de vehículos usados en Valle de Santiago, los organizadores no tardaron demasiado en encontrar otro lugar para realizarlo: la tercera sección del parque Xochipilli en Celaya, dnde todos los domingos se instala también un tianguis de vehículos usados, pero no entre semana. Si bien este lugar no es tan grande como el de Valle de Santiago, se pueden ubicar más de mil automóviles para ser ofertados y así ocurrió durante dos martes seguidos: el 25 de enero y el primero de febrero.

El problema es que para realizar este evento no contaron con la autorización de las autoridades municipales y los tomó por sorpresa, al grado que al ser consultados varios de los integrantes del Ayuntamiento dijeron no tener conocimiento de algún permiso presentado para la instalación del tianguis.

“No tenemos conocimiento de algún permiso presentado para la realización de este tianguis. Nadie nos avisó y no hay alguna autorización por parte del Ayuntamiento. Tal vez los integrantes del patronato (del parque) son quienes lo autorizaron pero ellos también serían los responsables si se descubren acciones ilegales en la comercialización de esos vehículos”, dijo el presidente de la comisión de Hacienda en el Cabildo, el síndico panista, Sergio Hernández Cervantes.

Y la instalación imprevista del tianguis de coches usados en Celaya trajo también algunas reacciones: la llegada de por lo menos una docena de elementos de las Fuerzas de Seguridad Pública del Estado vestidos de civil que el martes primero de febrero se presentaron en este lugar. El objetivo era claro: observar todo y detectar cualquier mínima sospecha de irregularidades en la compra-venta de los vehículos, aunque después del medio día los organizadores decidieron desalojar el lugar pacíficamente.

La causa fue precisamente la falta de un permiso municipal para hacerlo y los antecedentes negativos de lo que pasó en Valle de Santiago con este tipo de lugares. Hasta el cierre de esta edición, el director de Desarrollo Urbano en Celaya, Antonio Fuentes Malacat, advirtió que habría sanciones a los integrantes del patronato del parque por permitir la instalación de este tipo de tianguis.

Comments

comments