Autor:

“Yo creo que si intentan anular esta elección, quedaríamos mal parados, el gobierno del estado, el Instituto Estatal Electoral (IEE) y el Partido Revolucionario Institucional (PRI), porque no respetar ese resultado, cuando saben que no jugaron limpiamente, echará la democracia a la basura”, refirió el diputado federal, Erik Marte Rivera Villanueva, en referencia a las declaraciones de la dirigente del PRI en la entidad, Geraldina García Gordillo, en el sentido de que su partido buscará revertir el resultado electoral de Zimapán (que perdieron por 22 votos), en los tribunales.


El también empresario minero y militante del Partido Acción Nacional (PAN) advierte que si la gente ve que el IEE no es el instrumento a través del cual se respete su voluntad, su voto, va a buscar otros medios, otros caminos, que pueden generar inestabilidad social y esto va a poner en tela de juicio la capacidad de gobernar.

“Porque cuando un gobierno usa todo tipo de recursos sucios para lograr sus objetivos, esta poniendo en duda su incapacidad política y es lamentable que se vaya a la basura, que se desaparezca o que se desvanezca el oficio político que ha caracterizó en otros tiempos a este sistema político. Por eso el gobernador no se debe arriesgarse a eso, no prestarse para eso”, sugirió.

Advirtió que la mayoría de la gente de Zimapán ya tomó una decisión, y darle la espalda o desconocerlo mediante argucias provocará un conflicto social muy grave.

Respecto de la anulación del proceso electoral municipal de noviembre pasado por Tribunal Federal Electoral (Trife), basada en testimonios falsos aportados por el PRI, ya que se ha demostrado jurídicamente que quien testifico haber estado en la misa en donde se cometió el supuesto delito, estaba a la misma hora en las instalaciones del Concejo Municipal del IEE cumpliendo su papel como representante del PRI ante esa instancia de gobierno.

Tocante a eso, Erik Marte Rivera explicó que esto quiere decir que hubo falsedad en la declaración, lo cual es un delito, entonces se deben reflexionar los alcances de este asunto, porque si se demuestra que no fue cierto lo que se dijo entonces debería de haber una instancia jurídica que le devolviera el triunfo a Chema (el candidato del PRD, José María Lozano Chema, quien ganó las elecciones de noviembre pasado por más de 1 mil votos). En ese sentido tienen que haber una reposición del daño.

Argumentó que no es ninguna novedad que ese tipo de personas operen de esa manera dentro del PRI, por lo tanto tiene que proceder algo legalmente, ya no es posible que le devuelvan el triunfo a Chema porque ya lo volvió a ganar, aunque hubiera sido con un voto, porque la regla de oro de la democracia es que gana el que obtenga más votos y se le debe respetar.

A pregunta expresa sobre el problema social en Atitalaquia, originado por la anulación de la elección municipal hace tres años en donde el afectado fue el PAN, el representante popular refirió que en ese caso el responsable fue la dirigencia del PAN, en ese tiempo encabezada por Guillermo Gallan Guerrero, porque no defendió el triunfo ya que tal parece que se puso del lado de los intereses del PRI, acusó.

Recordó que esa elección fue ganada por el candidato del PAN David Reyes y el motivo del conflicto social que se generó en ese entonces fue porque no se respeto la voluntad de la gente.

“En esa elección no se tuvo que permitir que se abrieran esas casillas porque eso dio espacio para que anularan votos que no estaban anulados. Porque quien abre los paquetes tienen la posibilidad de poder manipular los paquetes”. Atitalaquia es un reflejo de lo que Zimapán se esta viviendo.

Respecto del proceso de expulsión en su contra que se sigue en su partido y a pregunta expresa de si hay relación con su postura en contra de la instalación del basurero de desechos tóxicos y peligrosos, refirió: “Yo creo que hay algunos panistas que le están haciendo el juego al gobierno del estado, me quisieron presionar a través del partido, en el sentido de que si estaba a favor del confinamiento me respetaban mis derechos políticos, pero que si estaba en contra entonces no, así me lo hicieron ver en una sesión del Comité Directivo Estatal”.

Pero creo que es un error de cualquier partido político sancionar a su militancia por ejercer su libertad de expresión y más grave error que sea un partido político en el que aprendimos defenderla vida, la dignidad de las personas, en este caso el PAN, quien pretende expulsarme.

No acuso a la institución, aclaró, “acuso a quienes impulsan esta expulsión, porque es contradictorio que en los documentos básicos tengamos una teoría en defensa de la vida, por ejemplo, en la lucha que se hizo en contra del aborto, y por el otro lado el tema de la salud, que es un tema de banderas blancas”.

Este tema del confinamiento es un tema de la salud del medio ambiente; el otro tema que resalta mucho el partido en sus documentos es el de la dignidad de las personas.

“Siempre he tocado este aspecto porque cuando se otorgó la licencia para que funcione el confinamiento se menciona que no debe estar ubicado a menos de 5 kilómetros de donde haya población y a menos de 2 kilómetros hay por lo menos 2 mil gentes y la población va creciendo del lado de allá. Y cerca hay un fraccionamiento que se está construyendo de 500 casas. ¿Entonces que categoría tienen esas personas, no alcanzan la categoría de personas?”, se cuestionó.

Esas personas tienen derecho a que se respete su dignidad como personas. En ese sentido yo baso mi defensa para conservar mis derechos políticos como panista. Además de que los que promueven eso no son los dueños del partido ni es esa la ruta correcta para fortalecer al partido, prueba de ello son los resultados electorales que se han tenido, conflicto interno en un partido se traduce en derrota electoral.

Respecto de si este conflicto electoral agrava el conflicto que se vive originado por la imposición del confinamiento, el empresario minero responde: “Sí la agrava porque a la gente de Zimapán le interesa el futuro del municipio, la gente no ve Zimapán como un pueblo abandonado, como explicaban los de Befesa, no ven un pueblo que tenga que emigrar”.

En Zimapán existimos muchos que tenemos la capacidad de generar empleos, sin necesidad de traer ese tipo de empresas. Nosotros que nos dedicamos a la minería nunca hemos tenido ningún problema de rechazo en Zimapán, porque es la vocación natural de los zimapenses.

Lamentó que en el cazo de Zimapán se tenga que intervenir en la vida política de otros partidos, como en el PAN, que se tenga que lastimar los sentimientos religiosos de la población ya que más del 90 por ciento de los zimapenses son católicos. Han tocado muchos ámbitos que tienen hoy a Zimapán en estas circunstancias.

Yo creo que el gobernador si se quiere ver político, si se quiere ver más político le debe dar la mano al presidente electo, por lo menos la felicitación, aunque no sea de su partido. Y los priistas deben reconocer que no les ha favorecido la elección y que, por lo tanto, no hay más que sumarse al trabajo y no buscar ponerle el pie a Chema, para que le vaya mal a Zimapán, porque ellos también son Zimapán, concluyó.

Comments

comments