Denuncia Hacienda 126 casos por lavado de dinero

 •  0 views

Autor:

La Unidad de Inteligencia Financiera de la SHCP denuncia ante la PGR 126 operaciones que podrían constituir el delito de lavado de dinero. Las transacciones hechas en el circuito financiero mexicano, entre 2006 y 2008, involucraron recursos por 31 mil millones de pesos en total, que equivalen a poco más de 2 mil millones de dólares.

De 2006 a 2008, la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) remitió 126 denuncias a la Procuraduría General de la República (PGR) por igual número de operaciones que podrían constituir el delito de lavado de dinero.

En total, éstas involucraron 31 mil 357 millones 70 mil 881 pesos –equivalentes a 2 mil 90 millones 471 mil 392 dólares, a un tipo de cambio de 15 pesos por 1 dólar–, cifra que representaría apenas el 8 por ciento del capital sucio que entra al país, de acuerdo con David T. Johnson, director de la oficina de narcotráfico internacional del Departamento de Estado de Estados Unidos.

Según información de la agencia internacional de noticias The Associated Press, el funcionario aseguró el 10 de marzo pasado que 450 mil personas participan en el negocio de las drogas en México, las cuales mueven capitales hasta por 25 mil millones de dólares al año.

Las denuncias interpuestas por la SHCP contra instituciones financieras que operan en México se presentaron en el siguiente orden: 53 en 2006, por un monto de 17 mil 255 millones 396 mil 274 pesos; 25 en 2007, por 5 mil 552 millones 510 mil 314 pesos, y 48 en 2008, por 8 mil 549 millones 164 mil 293 pesos, consta en la respuesta a la solicitud 0000600021909 hecha por Contralínea a la Secretaría de Hacienda.

A pesar de los montos involucrados, entre diciembre de 2006 y octubre de 2008 la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) apenas impuso 163 sanciones firmes por sólo 6 millones 36 mil 479 pesos contra 71 bancos, oficinas de representación, sociedades financieras de objeto limitado e inmobiliarias que violaron la Ley de Instituciones Financieras, indica la respuesta a la solicitud de información 0610000026608.

Las infracciones se derivaron de 50 tipos de violaciones a la ley, entre las que se encuentran las relacionadas con el artículo 115, que previene el delito de lavado de dinero.

Miguel Ángel Garza, vicepresidente de Supervisión de Banca Múltiple y de Asuntos Internacionales de la CNBV, explica que las sanciones en firme pueden significar “que el infractor pagó la multa o que agotó todos los medios de defensa legal a su alcance para echar abajo nuestra sanción, y no lo pudo hacer”.

Aunque el funcionario reconoce que en el sistema financiero mexicano sí hay riesgos de que se cometan ilícitos como el blanqueo de capitales, asegura que “hay sectores que pueden tener un mayor riesgo por el tipo de operaciones que realizan, pero no necesariamente tienen que ser operaciones de lavado de dinero”.

Corrupción afecta sistema financiero

De las 126 denuncias que presentó la UIF ante la PGR, 87 fueron proactivas y 39 reactivas, indica el portal en internet de la institución de inteligencia.

En la primera modalidad “no interviene ninguna investigación previa de la PGR sino, exclusivamente, se hace del conocimiento del Ministerio Públi co el análisis de conductas que podrían constituir el delito de lavado de dinero.

La argumentación contenida en la misma se obtiene de las bases de datos de la UIF”, explicó la Secretaría de Hacienda al Instituto Federal de Acceso a la Información, en la resolución del recurso de revisión 2202/08 interpuesto por un ciudadano.

Según la dependencia que encabeza Agustín Carstens, las denuncias reactivas “son aquellas en que la UIF interviene a petición de la autoridad investigadora. De esta manera, cuando el Ministerio Público considera que tiene reunidos, en forma indiciaria, los elementos del delito previo solicita la intervención de la UIF para que ésta se pronuncie sobre si se ha utilizado el sistema financiero y, en consecuencia, formule la denuncia correspondiente”.

José Luis Marmolejo

En entrevista, el ahora consultor privado indica que en el ámbito mundial se ha “satanizado” a México. “Yo no estoy de acuerdo con algunas opiniones que dicen que es alarmante. No es cierto.

La misma situación priva en Europa, en Estados Unidos y con nosotros”.

El exfiscal explica que las operaciones con recursos de procedencia ilícita no se vinculan únicamente al narcotráfico: “El lavado de dinero proviene de cualquier delito, el que sea, excepto crímenes pasionales. Si tú robas, vas a obtener dinero; si matas a alguien, te pagan dinero; si secuestras, pides rescate en dinero. Finalmente lo que vas a obtener es un lucro de una actividad ilícita, y ese producto es el que tienes que aparentar ante la sociedad que lo obtuviste de una manera limpia; eso es lo que vas a tener que lavar”.

Marmolejo considera que el problema en México es la red de corrupción, pues ésta es la que “permite hasta cierto punto que siga permeando, dentro del sistema financiero, cierta parte de ese dinero que proviene de la comisión de cualquier delito”.

El exfuncionario de la PGR rechaza dar una cifra del dinero que se blanquea en el circuito financiero mexicano, pues es “difícil de estimar”. Al tiempo, admite que la mayor parte del dinero decomisado por las autoridades mexicanas corresponde al que se trasiega en maletas, pues requiere menos trabajo de inteligencia.

María de la Luz Núñez Camacho señala que la corrupción es uno de los ilícitos que deja muchos recursos y no es violento. No obstante, indica que ésta va ligada con todos los fenómenos del narcotráfico: “Si no hubiera habido corrupción, no tendríamos este nivel de violencia que estamos viviendo”.

La también extitular de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita de la PGR explica en entrevista que el gobierno federal tiene que combatir el lavado de dinero, para que dé resultado la lucha contra la delincuencia organizada. “Al mermar los recursos de los delincuentes se les va a quitar el poder económico y por lo tanto la violencia tendrá que bajar”.

Añade que está por salir la estrategia nacional contra el blanqueo de capitales, la cual “necesariamente tiene que establecer acciones en contra de este delito”.

Imposible, acabar con lavado

Enrique D’ Castro

Para Enrique D’ Castro, exfuncionario del Departamento del Tesoro y del Servicio de Migración y Aduanas de Estados Unidos, es muy difícil rastrear el dinero producto de una actividad ilícita que entra en el sistema financiero.

“Evitar el lavado de dinero es muy difícil, pero controlarlo no lo es”, aseguró durante su participación en el Primer Seminario Internacional sobre Lavado de Dinero, sus Riesgos y sus Consecuencias, organizado por el despacho Guerrero, Belmonte y Asociados el 20 de febrero pasado en la ciudad de México.

El experto en el combate a las operaciones con recursos de procedencia ilícita llamó la atención de los centros cambiarios y casas de cambio mexicanos, pues dijo que el trasiego de recursos de Estados Unidos a México se da en denominaciones de 20 y 50 dólares, mientras que el dinero que sale del país hacia Latinoamérica suele ser en billetes de 100 dólares; por lo que, presumió, “alguien” les está cambiando el dinero.

Añadió que los responsables de identificar si un cliente es sospechoso –principio básico para evitar el delito– son los empleados; al tiempo, indicó, son éstos los que llevan la responsabilidad legal en caso de que se haya cometido el ilícito.

En ese mismo seminario, Eusebio Tovar Hernández, exfiscal especial de la Unidad Especializada en Investigación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita, explicó que el proceso para blanquear capitales se da en tres etapas. La primera tiene que ver con la colocación o prelavado, para lo cual los delincuentes utilizan el sector financiero: bancos, casas de cambio, centros cambiarios, etcétera.

La segunda etapa se identifica como de transformación, distribución o estratificación: en ésta se adquieren bienes con el dinero que ya pasó por el circuito financiero; mientras que la tercera tiene que ver con integración o reconversión de los recursos.

“Operaciones preocupantes”

En el periodo de 2006 a 2008, la UIF analizó 536 reportes de “operaciones preocupantes” que le enviaron las autoridades financieras. Éstos se relacionan con las transacciones que presumiblemente involucran a funcionarios, directivos, empleados y/o apoderados de instituciones financieras, que por sus características pudieran contravenir lo dispuesto en las leyes mexicanas.

Del total de reportes por “operaciones preocupantes”, 493 fueron remitidas por la CNBV a la UIF: 303 relacionadas con casas de cambio, 152 con banca múltiple, 29 con casas de bolsa, seis con operadoras de sociedades de inversión, dos con instituciones de banca de desarrollo y una con sociedades financieras de objeto múltiple.

La respuesta de la SHCP revela que ninguna operación de almacenes generales de depósito, arrendadoras financieras, empresas de factoraje financiero, entidades de ahorro y crédito popular, sociedades distribuidoras de acciones de sociedades de inversión, sociedades financieras de objeto limitado y uniones de crédito fueron consideradas como “preocupantes”.

Por su parte, la Comisión Nacional de Seguros y Fianzas (CNSF) alertó 28 operaciones de este tipo en ese mismo periodo, que involucran a instituciones de seguros. Ninguna transacción de las instituciones de fianzas fue reportada a la UIF.

El Servicio de Administración Tributaria (SAT) también emitió reportes “preocupantes” en 14 ocasiones: nueve se relacionaron con centros cambiarios y cinco con transmisores de dinero.

Al tiempo, la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar) alertó a la Unidad de Inteligencia Financiera acerca de una operación de una administradora de fondos para el retiro.


Operaciones “inusuales” y “relevantes”

De acuerdo con la información obtenida por Contralínea, de 2006 a 2008 se reportaron 131 mil 993 “operaciones inusuales”, que se refieren a actividades, operaciones o conductas de los contribuyentes que no concuerdan con los antecedentes o actividades declaradas por el cliente, con su patrón habitual de comportamiento, monto o frecuencia.

De éstas, la CNBV alertó 118 mil 660, entre las que destacan 75 mil 636 relacionadas con la banca múltiple y 27 mil 419 con casas de cambio. Por su parte, el SAT reportó 9 mil 128 “operaciones inusuales”, de las que 8 mil 823 fueron realizadas por transmisores de dinero; la CNSF remitió 3 mil 947 reportes, de los cuales 3 mil 929 correspondieron a instituciones de seguros; y la Consar, 258 reportes.

En el periodo de 2006 a 2008 fueron remitidos a la UIF 18 millones 234 mil 41 reportes de “operaciones relevantes”, que se refieren a aquellas que se realizan con billetes y monedas nacionales, divisas, cheques de viajero, monedas acuñadas en platino, oro y plata por un monto igual o superior a los 10 mil dólares.

La CNBV emitió el mayor número de “reportes relevantes”, al acumular 18 millones 163 mil 282. De esta cifra, 17 millones 304 mil 448 operaciones se efectuaron en instituciones de banca múltiple. El SAT reportó 52 mil 219 “operaciones relevantes”; la CNSF, 16 mil 904; y la Consar, 1 mil 636.

Para la elaboración de este trabajo se solicitó al subdirector de agenda con medios de la SHCP, Isaac Macip, una entrevista con el titular de la Unidad de Inteligencia Financiera, Luis Urrutia Corral. Hasta el cierre de esta edición no hubo respuesta.


Comments

comments