Autor:

“¡No más contaminación a causa de las empresas mineras!” exigen los integrantes del Movimiento Civil Chalchihuites –del municipio del mismo nombre en Zacatecas–, quienes solicitan al gobierno federal cancelar las concesiones otorgadas a la empresa canadiense First Majestic Silver para extraer minerales en la región.

 “Daños en la piel, en los ojos, en el aparato respiratorio, gastrointestinales y en oídos, son sólo algunas de las manifestaciones de daños que como población tenemos”, señala un comunicado del movimiento civil y añade que ni la empresa ni el gobierno quieren reconocer el problema.

“El temor de que suceda una catástrofe nos acompaña día y noche”, afirma el documento y explica que la denotación de explosivos realizados por la empresa provoca grietas tanto en viviendas como en edificios públicos: “a la fecha tenemos daños en más de 50 casas y seguimos censando”.

“Nunca nos mencionaron como parte del supuesto progreso y desarrollo que la mina traería.” En 2007, la Unidad Minera El Toro, compuesta por las minas San Juan, San Nicolás y Dolores, empezó a operar sin consultar a los habitantes de Chalchihuites, señala el movimiento civil y recuerda que “durante más de 450 años la dinámica socioeconómica de Chalchihuites se sustenta en actividades agrícolas, ganaderas, de fruticultura, producción de miel y comercio”.

Entre otras exigencias, el movimiento civil solicita que “se determinen las medidas correctivas que la empresa debe adoptar para dejar de producir estas afectaciones y si es necesario, la suspensión provisional de la explotación o, incluso, su cierre definitivo”.

También piden que se realice “un estudio hidrogeológico integral de la cuenca que dé cuenta de los impactos que la explotación minera está produciendo en los cuerpos de agua, en la flora y fauna silvestre, así como en la agricultura, la ganadería y la salud de los habitantes”.

Marcial Yangali