Autor:

El gobierno mexicano debe enfocarse en respetar los derechos humanos de las personas y, sin importar lo que diga Donald Trump, tomar sus propias decisiones, manifestó el presidente de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, Luis Raúl Gonzáles Pérez, después de que el presidente de Estados Unidos declarar que enviará a la Guardia Nacional a la frontera sur de su país.

Tras participar en la presentación del Sistema Nacional de Información sobre Migración de Retorno, González Pérez declaró que la postura del gobierno mexicano debe partir de la soberanía, acotada por un principio universal que es la dignidad nacional y de las personas. Indicó que ninguna negociación debe dejar de lado el aspecto humano de las personas.

Afirmó que México no tiene por qué estar pendiente de lo que diga Trump, sino tomar sus propias decisiones, ejercer su soberanía y estar pendiente de que no se violenten los derechos humanos, porque lo importante es la dignidad de las personas, sobre todo de los migrantes centroamericanos, quienes sólo aspiran a un mejor entorno.

Recalcó que “los problemas se resuelven con diálogo y éste es entre naciones, pero un diálogo entre iguales, no supremacistas”, y recordó que no se debe confiar en lo que diga el presidente estadounidense, ya que “Trump un día dice una cosa, como otro día dice otra”. Además de que sus mensajes llenos de odio son para intimidar a toda persona que no piensa como él.

Diana Aguila