Autor:

“La lucha es en contra de la misoginia; esto no es: mujeres contra hombres; no estamos en guerra. Pareciera que las autoridades nos tienen en guerra, pero hay buenos aliados dispuestos a colaborar”, recalcó Frida Guerrera, activista por los derechos humanos y, desde 2016, experta en el seguimiento de casos de feminicidio en México.

La conferencia sobre feminicidio, Arrancadas de Nuestras Vidas, llevada a cabo en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), el pasado 2 de abril, tuvo como motivo principal la denuncia de la incompetencia y la falta de compromiso de las autoridades responsables de los casos que diariamente involucran la muerte de miles de mujeres en todo el país.

Y es que, en lo que va del año, 483 mujeres han sido víctimas de feminicidio. De total, 121 han sido asesinatos violentos. En la conferencia se hizo un llamado a la sociedad para que tome partido dentro de la problemática, interviniendo y denunciando al momento de ser testigos de cualquier agresión cometida en contra de una mujer.

Además de la activista, se dieron cita en la mesa Sacrisanta Mosso Rendón, madre que perdió a sus hijos Karen y Erick Mosso en 2016; Beatriz Osnaya Morales, estudiante de la facultad, y los profesores Pablo D Saldaña Amador y Ángel Alonso Salas, miembro del Observatorio Filosófico de México. Coincidieron en la necesidad urgente que existe de que los jóvenes también tomen partido en el tema:

 “En sus manos está México, está el futuro. Ustedes y nosotros tenemos mucho trabajo. Debe haber cambios, porque las leyes que ahorita nos rigen nos afectan; les dan el apoyo a los asesinos y violadores”, expresó al respecto Sacrisanta Mosso.

Vega Romero Fabián