Autor:

En 33 años, México se ha convertido en un “narco-Estado-policiaco-militar”, dice el presidente de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos (Limeddh), Adrián Ramírez López.

El defensor de derechos humanos dice que, en 33 años de vida que está cumpliendo la Limeddh, el país se ha deteriorado. Lo anterior, a pesar de contar formalmente con más leyes y reglamentos que buscan proteger y promover los derechos humanos.

En entrevista con Contralínea, Ramírez López reconoce que “se ha ampliado el marco jurídico y han aparecido nuevas leyes, no obstante ninguno de estos recursos ha podido revertir la violación de derechos humanos”. Comnsiodera que lo que hoy prevalece es un “narco-Estado-policiaco-militar”.

Desde hace 33 años, la Limeddh ha acompañado, asesorado o apoyado a víctimas desapariciones forzadas, detenciones arbitrarias de estudiantes e indígenas, presos políticos, normalistas rurales, periodistas, huelguistas y migrantes. En los últimos años ha documentado casos de feminicidios y ha acompañado a las víctimas de este delito.

Sólo de 2015 a la fecha ha atendido más de 142 casos víctimas de tortura y de detenciones arbitrarias.

Antes, en conferencia de prensa, defensores de derechos humanos, profesionales en acompañamiento a víctimas y otros integrantes de la Limeddh, denunciaron que hoy el Estado mexicano no garantiza la seguridad y violenta los derechos humanos de su población. Demandaron fomentar una verdaeea cultura de la legalidad y el Estado de derecho.

Demandaron acompañamiento psicológico a víctimas de violación, diálogo constante de la autoridades con los defensores de derechos y la capacitación urgente de servidores públicos “para que sepan tomar las acciones pertienentes ante casos de violación a las garantías individuales”.

Fabián Vega