Autor:

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) son cómplices de la degradación ambiental del país y la salud de la población, al entregar certificados de “industria limpia” a la minera Altos Hornos de México (AHMSA), culpable de la contaminación del aire en el municipio de Monclova, Coahuila, acusa la Red Mexicana de Afectados por la Minería (Rema).

A través de un comunicado, la Rema denunció que Tomás Samuel Heinrichs Loera, delegado federal de la Profepa en Coahuila, entregó certificados de “Industria limpia” a la minera AHMSA, compañía de la que también formó parte como supervisor de mantenimiento en planta concentradora la Perla, Minas de Fierro AHMSA.

La organización ambientalista señala “que el gobierno mexicano reconozca a la empresa Altos Hornos de México cómo ‘industria limpia’, es omitir la responsabilidad que esta tuvo y sigue teniendo, en la contaminación del aire en el municipio de Monclova en Coahuila. También es eludir y relegar al olvido la presencia de tres de sus ejecutivos en la lista de la investigación Panamá Papers, por haber comprado un departamento con vista al mar en Nayarit (2.6 millones de dólares), a través de la empresa Carlyle Technologies Corp, que crearon en Panamá a través del despacho Mossack Fonseca”.

Alerta, también, sobre la contaminación que podría generar el proyecto Pachuca, a cargo de Minera del Norte SA, subsidiaria de AHMSA, que proyecta depositar por lo menos 90 mil toneladas de jales, desechos altamente tóxicos provenientes del procesamiento de minerales que la empresa realiza en el ejido de Jometitlán en Epazoyucan, Hidalgo.

Érika Ramírez