Autor:

Los tentáculos del narcotráfico mexicano se siguen extendiendo en los continentes Americano, Europeo y Asiático. El Departamento de Estado de Estados Unidos reporta que no sólo se trata del tráfico ilegal de drogas, sino también de precursores químicos legales y dinero sucio.

Para el caso de la producción de drogas sintéticas ilegales, los cárteles del narcotráfico habrían llegado hasta Bélgica. Según el recién publicado International narcotics control strategy report 2018, aunque ese país europeo no ha sido históricamente un productor de precursores químicos para la producción de drogas ilícitas, se han identificado algunas exportaciones de productos químicos belgas a México destinados a la producción de metanfetaminas.

Agrega que “Bélgica aplica estrictos requisitos de información para el comercio de precursores químicos. La Policía Federal belga tiene el papel principal en la aplicación de estos controles; sin embargo, los envíos de preparados farmacéuticos que contienen pseudoefedrina y efedrina sólo son controlados a nivel reglamentario por el Ministerio de Sanidad”.

En Europa también se identificó otro tipo de operaciones de los cárteles mexicanos, como las relacionadas con el lavado de dinero. A respecto, el informe del Departamento de Estado estadunidense indica que los traficantes de cocaína suramericanos y mexicanos usan Italia para repatriar los ingresos de las drogas a través de envíos de divisas a Colombia y México y transferencias electrónicas en todo el mundo.

Otro continente tocado por el crimen organizado mexicano es Asia. Según el reporte, las autoridades chinas han notado la presencia de organizaciones internacionales de narcotráfico originarias de África y México que operan dentro de ese país.

Además, advierte que en Filipinas se incautaron –en 2017– cantidades importantes de metanfetamina de alta pureza originarias de México, lo que confirmaría la presencia del crimen organizado mexicano en esa isla asiática.

Nancy Flores