Autor:

Alrededor de 400 familias na’savi integrantes del Concejo de Comunidades Damnificadas de la Montaña (CCDM) recibieron 55 toneladas de maíz adquirido con recursos del Fideicomiso para la Salud de los Niños Indígenas de México y otras organizaciones. La mayoría de los fondos se consiguió a través del concierto Amplifica. La única consigna de los donantes hacia los indígenas fue que fortalecieran sus esfuerzos organizativos.

Luego de la devastación que dejó los meteoros Ingrid y Manuel, y ante la inoperancia de los tres niveles de gobierno, indígenas de la Montaña de Guerrero se constituyeron en CCDM. Todas las acciones que han realizado buscan hacer efectivo el derecho a la alimentación. A iniciativa de los indígenas se echó a andar el programa Para que Llueva Maíz en la Montaña. El gobierno del estado se comprometió a suministrar granos básicos a comunidades que fueron damnificadas, pero no ha cumplido en las dos últimas etapas.

Del 27 al 2 de marzo, el Fideicomiso encabezado por la artista y activista Ofelia Medina realiza la entrega. La primera actriz agradece  a los indígenas su “lucha, reafirmando que gritaremos sus demandas con el puño en alto y pidiéndoles continuar organizados”.

Durante los días de la entrega las activistas visitan comunidades de Metlatónoc, Malinaltepec y Acatepec.

 “En tiempo de lluvias se sufre porque no han arreglado el puente, el camino se corta y nos quedamos de este lado sin alimento”, señaló una mujer de la comunidad cuyas palabras fueron traducidas por un integrante del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan que acompaña al Concejo desde su creación.

La entrega coordinada por el Fideicomiso fue posible también por el esfuerzo de ALMA Fondo de Ayuda Social, la Fundación Alejandro Díaz Guerra, Fundación DUME y Zapata Vive en ti, luego del concierto Amplifica celebrado en la Ciudad de México, en el cual participaron Café Tacuba, Molotov, Zoé, entre otros grupos.

 “De los gobiernos federal y estatal no sabemos, del Ayuntamiento no se han acercado, no hay obra, se han olvidado de nuestro pueblo”, mencionó el joven Serafín Torres en representación de algunos habitantes.

Zósimo Camacho