Autor:

Pemex Exploración y Producción (PEP) mantuvo inactivos 33 equipos de perforación de pozos petroleros, incluidas ocho plataformas marinas, hasta por 2 mil 831 días (7.7 años), revela el más reciente informe de fiscalización de la Auditoría Superior de la Federación (ASF).

La negligencia generó pérdidas multimillonarias a la petrolera, pues no sólo se trata del abandono del equipo sino de la falta de producción en la que se incurrió. Además porque pagó sueldos a trabajadores, muchos de ellos también inactivos según el informe.

La inactividad se dio porque la petrolera “olvidó” asignarles personal o no tuvo dinero para operarlos, por lo cual la ASF ha promovido ya la responsabilidad sancionatoria contra los funcionarios que incurrieron en esta negligencia.

Según la “Auditoría financiera y de cumplimiento 16-6-90T9G-02-0464”, 25 de esos equipos son de perforación terrestre y los otros ocho son marinos. Y los peores casos correspondieron a dichas plataformas.

Y es que los ocho equipos marinos presentaron un periodo de inactividad de 385 a 2 mil 831 días; es decir, de 1 año 20 días a más de 7 años 7 meses, periodo que abarca las administraciones de Emilio Lozoya y Juan José Suárez Coppel.

Pemex alegó ante los auditores que en todos esos años no contó con suficiencia presupuestaria para operar las ocho plataformas de su propiedad, pero sí para manejar las arrendadas.

Respecto de los equipos terrestres, la subsidiaría indicó que la causa fue la falta de asignación de cargas de trabajo por parte de los activos de PEP. No obstante, argumentó también que el personal se ajusta de acuerdo con la adquisición de nuevos equipos o la desincorporación de los existentes, y la utilización de los equipos es en función de los requerimientos operativos de los activos de producción de PEP.

Ello, para supuestamente cumplir con sus programas de producción, del presupuesto autorizado para cubrir los costos de las intervenciones, y cuando se cuenta con tripulaciones sin actividad, se asigna al personal a la atención de diversas necesidades operativas.

“En el caso de los ocho equipos de perforación marina sin operación, manifestó que la causa fue no contar con un programa operativo y presupuesto asignado, y la cuadrilla de operación asignada a ellos se utilizó para la cobertura de plazas vacantes a bordo de diversos equipos, a partir del 29 junio de 2016.”

Según el informe, PEP proporcionó las bases de datos de las plazas del personal de los ocho equipos de perforación inactivos: 343 operativos y 120 de mantenimiento (asignados al resguardo y mantenimiento de los equipos inactivos), con un costo anual de nómina de 195 millones 728 mil 900 pesos y 70 millones 403 mil 300 pesos, respectivamente.

El informe agrega que de los 343 casos del personal operativo, los auditores constataron que 228 trabajadores, con un costo anualizado por 135 millones 877 mil 400 pesos, fueron asignados en las plataformas arrendadas Campeche, Coatzacoalcos, Latina 1 y Zacatecas.

De los otros 115, con un costo por 59 millones 851 mil 500 pesos, no se proporcionó evidencia de su reubicación o activación, indica. Más aún, la ASF determinó que en 19 casos del personal operativo, con un costo por 6 millones 816 mil 600 pesos, no se tiene registro de actividades durante 2016, por el periodo de 3 hasta 12 meses.

Por ello, el máximo órgano de fiscalización señala: “se concluye que la entidad fiscalizada no actuó con eficiencia ni oportunidad, al dejar transcurrir hasta 7 años para operar los equipos inactivos y reubicar al personal en actividades de perforación, terminación y reparación de pozos terrestres y marinos y en áreas productivas, con el fin de generar valor económico y rentabilidad del personal adscrito a los equipos de perforación sin actividad desde 2009”.

También acusa que durante los trabajos de auditoría, PEP proporcionó información incompleta, incorrecta, imprecisa y no confiable, “ya que las bases iniciales proporcionadas por la entidad fiscalizada fueron modificando el número de personal asignado a cada uno de los ocho equipos de perforación revisados”.

Por ello, el 12 de enero de 2018, la Dirección General de Auditoría Financiera Federal C de la ASF informó a la Unidad de Responsabilidades en Petróleos Mexicanos la falta de movilización del personal asignado a los ocho equipos de perforación marina de 2009 a 2015, para que, en el ámbito de sus atribuciones, realice las gestiones que resulten procedentes.

Además recomendó a la petrolera que elabore normas o lineamientos que establezcan plazos límite para la reubicación y movilización de los trabajadores sin materia de trabajo; asimismo, que elabore un plan de acción para optimizar y movilizar al personal sindicalizado sin cargas de trabajo, adscrito a plataformas que se encuentren inactivas, con el fin de incorporarlos a las actividades de perforación, terminación y reparación de pozos terrestres y marinos, y maximizar el aprovechamiento del personal.

Nancy Flores