Autor:

Ejido Buenavista, San Luis Acatlán, Guerrero. En nombre del Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio con presencia en comunidades indígenas y campesinas de la Montaña y de la Costa Chica de Guerrero, sea bienvenida usted compañera María de Jesús Patricio, Marichuy, vocera del Concejo Indígena de Gobierno, y su comitiva y la lucha que representa, que es la de todos los pueblos indígenas de México, a estas tierras del sur del estado. Siéntase como en su casa.

Nuestro Consejo se encuentra actualmente defendiendo el territorio de nuestros pueblos y comunidades en contra de la minería y del despojo de nuestros bienes naturales como es la reserva de la biósfera que nos pretenden imponer en la Montaña, así como de otros proyectos de desposesión que los dueños del dinero pretenden implantar en nuestras tierras.

El Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio se encuentra compuesto por comunidades agrarias e indígenas de las etnias me’ phaa, mixteco y nahua en su mayoría. Desde hace años venimos organizándonos para defender lo que es nuestro, principalmente nuestras tierras, territorios y recursos naturales, y hemos dado la pelea política y jurídicamente como es el caso de la comunidad de San Miguel del Progreso que ha estado luchando contra las concesiones mineras en su territorio y ha llevado su lucha a la justicia federal, incluso el caso ha llegado hasta la Suprema Corte de Justicia de la Nación, es decir, no hemos escatimado ninguna vía pacífica para la solución y atención de nuestras demandas, que es el respeto a la autodeterminación expresada en autonomía de nuestros pueblos, al derecho a decidir sobre nuestro futuro y lo que nos es nuestro. Queremos que respeten nuestras decisiones, nuestro gobierno, nuestras autoridades y nuestro derecho propio, o lo que llaman usos y costumbres, que para nosotros son verdaderos sistemas normativos.

Años también llevamos defendiéndonos de todos los proyectos extractivos, como el maíz transgénico y de cualquier saqueo de nuestra biodiversidad y conocimiento y cultura tradicional. Hemos estado realizando asambleas ejidales y comunales donde actualizamos nuestros reglamentos internos y estatutos comunales, donde decimos “no” a los proyectos extractivos, además de realizar encuentros y foros tratando de fortalecernos como comunidad. Sabemos que solos no lo vamos a lograr, por eso es que todos los pueblos y comunidades indígenas, tribus, naciones, pueblos originarios, pueblos indios y quien quiera hacer causa común con nosotros es bienvenido, bienvenida.

Debemos de unirnos, buscar la fuerza en nosotros, la gente humilde, de palabra y de verdad, porque la verdadera fuerza está en nosotros, en la medida de que seamos sujetos de nuestra propia historia, es decir, de que seamos capaces de creérnosla y construirla. Digamos nuestra verdad, luchemos por ella y pongámosla en práctica. Es hora, compañera Marichuy y pueblos que representa, que creamos en nosotros, la verdadera fuerza está en los que aquí ve, en ser pueblos, en defender lo colectivo, en defender la comunidad y en hacer comunidad. Es hora, pues, de que se nos caigan las vendas de los ojos y nos abracemos fraternalmente como hermanos y hermanas, más allá de mezquindades, fobias, intrigas y envidias que a nada bueno conducen. Los pueblos no podemos seguir separados y desunidos, el enemigo que nos pretende negar, y digo pretende porque hasta hoy no ha podido ni podrá, es grande y poderoso, pero los pueblos también somos poderosos, lo que pasa es que no nos hemos dado cuenta de nuestra fuerza.

Queremos ser sujetos de nuestra historia y perpetuarla en el futuro, a través de nuestros descendientes y que la Madre Tierra se conserve. Queremos seguir siendo pueblos, tenemos derecho a serlo. Nuestra diversidad cultural es una riqueza de la humanidad, pretender lo contrario o negarlo en un genocidio. Por eso hoy como siempre los pueblos estamos llamados a hacer realidad el cumplimiento de nuestros anhelos el ser sujetos plenos de derecho. Nosotros no queremos programas asistencialistas que mutilan nuestro pensar y hacer, queremos que se nos reconozca lo que es nuestro, como nuestras tierras, bosques, selvas, flora, fauna y demás bienes naturales.

Los partidos políticos y sus candidatos que actualmente andan en la contienda electoral no nos representan. Ninguno, ya sea de derecha o izquierda, se ha sentado con nosotros a trazar el rumbo de país que queremos, donde estemos insertos y se reconozca cabalmente, tanto en el discurso, como en la práctica, la diversidad cultural que hay, es decir, el pluriculturalismo. Todos los partidos y sus candidatos plantean más de lo mismo con ligeros matices, la política neoliberal que tanto daño nos ha hecho, pues nos han negado, pero aquí estamos los pueblos y comunidades indias y sabemos que vamos a seguir y que no cejaremos en nuestra lucha hasta que este país se abra y acepte la diversidad que bulle en su interior. Nosotros, nuestros pueblos, somos una riqueza que el resto de la población debe apreciar. Tenemos conocimientos, formas diferentes de ver el mundo, es decir, otra cosmovisión, nosotros ponderamos la colectividad, lo común, lo comunitario.

Pero sabemos también que sólo con nuestra participación decidida lo vamos a lograr. Tenemos que construirlo entre todos los pueblos indígenas de México y quien se quiera aliar con nosotros, el resto de la población, las universidades, los activistas, los intelectuales, estudiantes, trabajadores, amas de casas, campesinos, etcétera. Los pueblos no podemos seguir aislados en nuestras luchas, tenemos que hacer un frente común si queremos triunfar.

Tenga la plena seguridad, y así infórmelo al Consejo Indígena de Gobierno y pueblos en torno a él aglutinados, que en esta parte de Guerrero, en nuestras comunidades y en nuestra región, seguiremos resistiendo a los embates del gobierno y sus políticas que nos niegan, porque nosotros tenemos derecho a existir como pueblos, somos parte del pueblo mexicano y tenemos derecho a decidir también el rumbo del país, y con más razón lo que nos es propio.

También sabemos que la última palabra la vamos a tener los pueblos organizados en la defensa de nuestros derechos y que como nuestros antepasados sabremos ser dignos.

Muchas gracias.

Miguel Santiago Lorenzo*

*Presidente del Consejo Regional de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio (Montaña y Costa Chica de Guerrero)

[BLOQUE: OPINIÓN][SECCIÓN: ARTÍCULO]

 

Contralínea 576 / del 05 al 10 de Febrero 2018