Autor:

Arrecia la guerra no convencional de Estados Unidos contra Venezuela, al asfixiar aún más las finanzas de ese país. El nuevo ataque financiero se produjo pocos días después de que el gobierno de Nicolás Maduro lograra reestructurar su deuda externa con Rusia

venezuela

Caracas, Venezuela. Los comerciantes privados de Venezuela aumentan cada día más los precios de ropas, zapatos, alimentos e incluso medicinas, bajo la guía de una tasa ilegal propuesta por la página Dólar Today desde la ciudad estadunidense de Miami y de la tasa de cambio informal que opera en el territorio colombiano fronterizo de Cúcuta.

Además, mafias organizadas acaparan y trafican por la frontera con Colombia, principalmente, bolívares (billetes venezolanos), divisas de cualquier país, títulos de propiedades, productos de primera necesidad y materiales estratégicos para la industria venezolana.

A medida que el gobierno lucha contra este saqueo económico impuesto con el objetivo de causar hambre y desesperanza en el pueblo venezolano, se enfrenta al mismo tiempo a un bloqueo financiero internacional decretado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, denunció recientemente la retención de 1 mil 650 millones de dólares de Venezuela por la empresa de servicios financieros internacionales Euroclear, como parte de esa guerra no convencional contra la patria del Libertador Simón Bolívar.

Obedeciendo el mandato de Washington, la empresa, con base central en Bélgica, secuestró a su vez títulos de deuda recuperados por la nación suramericana y congeló la posibilidad de acceder a los bonos recuperados por la estatal Petróleos de Venezuela, SA (Pdvsa).

Este nuevo ataque financiero contra Venezuela se produjo pocos días después de que el país lograra la reestructuración de su deuda externa con Rusia, lo cual posibilitó a Caracas concretar nuevos acuerdos para avanzar hacia la consolidación de un modelo económico independiente del rentismo petrolero heredado de los gobiernos de la Cuarta República.

La renegociación ruso-venezolana significó, a su vez, una inyección económica para garantizar la continuidad y el perfeccionamiento de los programas y misiones sociales que impulsa el gobierno con vista a proteger al pueblo de la guerra económica.

La agresión dictada desde la Casa Blanca fue la respuesta también al éxito de la reunión que sostuvo el ejecutivo bolivariano con sus acreedores y con los propietarios de los bonos de Pdvsa para la renegociación de su deuda externa.

A juicio de Víctor Hugo Majano, director de La Tabla, publicación digital especializada en periodismo de investigación, esa toma del control de los títulos y valores de Venezuela por parte de Euroclear integra un complejo ataque contra la economía venezolana, en el cual se incluye el tráfico del papel moneda.

En entrevista con Prensa Latina, Majano agregó que la retención de los títulos y valores convencionales de deuda y del papel moneda venezolano es parte del proceso de despojar al país de esos valores fundamentales, reconocidos por la República, y que por tanto forma parte del complot hegemónico para derrocar la Revolución Bolivariana.

-¿Qué es Euroclear y cómo funciona con respecto a Venezuela?

-Euroclear es uno de los mayores sistemas de compensación y liquidación de valores financieros del mundo. Tiene su sede central en Bruselas, pero secciones en muchas plazas financieras importantes como París, Ámsterdam, Londres, Estocolmo y Helsinki.

“Administra los registros de propiedad de los títulos de bonos y de deuda; los custodia; recibe los pagos de los intereses para entonces entregarlos a los tenedores y a los propietarios del título; gestiona las ventas, cambia los titulares en caso de efectuarse la compra. Y en ese mecanismo obtiene su ganancia.

“Este tipo de empresas están vinculadas con grandes bloques financieros a nivel global. Euroclear se dedica básicamente al mercado europeo; de hecho controla aproximadamente el 60 por ciento de todos los títulos sobre la deuda externa que se manejan en el viejo continente y gran parte de los de Venezuela.

centro comercial

“En los años 2013-2014, autorizada por Euroclear y otras instituciones de su tipo, hubo una venta de bonos y títulos de deuda, en la cual los bienes venezolanos se ofrecieron a un valor de un 60 por ciento aproximadamente cuando se podían negociar entre el 76 y el 78 por ciento.

“Probablemente, el que tuviera necesidad inmediata de liquidez podía hacer el negocio y venderlo; obviamente implicaba además un deterioro del valor de esos bonos y títulos de deudas.”

-¿Cuáles fueron los resultados a favor y en contra de esa estrategia financiera para Venezuela?

-En la medida que las propias instituciones lograron apoderarse de esos títulos y valores, otros también terminaron en manos de sus propietarios legítimos como Pdvsa; pero algunos cayeron, además, en manos de los que se conocen como las organizaciones tipo fondos buitres.

“Cuando el mercado llevó los títulos a un valor menor fue aprovechado por Venezuela para recomprar y recuperar esa deuda, y por supuesto suspender su pago de intereses como parte de los procesos financieros que llevan los países para administrar su política de deuda externa.

“Entonces, actualmente, parte de los títulos y de ese dinero recuperado por el gobierno bolivariano está retenido no solamente en Estados Unidos y en Euroclear, sino también en DTCC (Depository Trust & Clearing Corporation) que en agosto suspendieron la cotización de los bonos y las operaciones con esos títulos en obediencia a las sanciones ilegales impuestas por el presidente Donald Trump.

“Por supuesto, ninguna de esas empresas, que manejan también un alto porcentaje importante de la deuda de Estados Unidos y de sus operaciones, se van a exponer a sanciones del Departamento del Tesoro estadunidense, y deciden acatar las instrucciones del Departamento de Estado de suspender la venta de esos títulos.”

-¿Cuáles son las consecuencias del cierre de posibilidades a Venezuela por parte de estos mecanismos financieros a operar sus títulos y bonos?

-En primer lugar, se paraliza el acceso de Venezuela a nuevas emisiones de crédito para continuar adquiriendo recursos necesarios para su pueblo; también imposibilita que Venezuela pueda recomprar más títulos de deuda y sus bonos de Pdvsa para disminuir la deuda y así obtener la posibilidad de una renegociación amistosa.

“Pero, además, no puede emplear esos títulos como medio de pago para la adquisición de medicinas y alimentos, como lo afirmó el presidente Nicolás Maduro.

“Es un embargo financiero. Y Estados Unidos, el gran elemento hegemónico utiliza todo ese poder, así como pudo emplear también su poder militar para imponer al mercado de valores políticas de agresión a Venezuela.”

-El pueblo no tiene títulos y bonos. ¿Cómo perciben los venezolanos ese ataque contra la economía de su país?

-Mediante la agresión al papel moneda. Los billetes se los llevan o los acaparan con la expectativa de que en el plazo de unos meses o unos años para, cuando hipotéticamente logren derrocar la Revolución Bolivariana, exigir al nuevo gobierno que reconozca el valor de ese papel a una tasa que probablemente presumen se va a recuperar el mercado de divisas.

“El contrabando de extracción del papel moneda también fue empleado en Irak, después de la primera invasión en 1992-1993. En aprietos para producir billetes, Sadam Hussein decidió sacar de circulación los dinares fabricados en Suiza de mejor calidad y surtió con otros billetes impresos por una compañía china.

bandera de venezuela

“Posteriormente, quienes acapararon dinares de procedencia suiza crearon un mercado global y hubo circulación de ese papel moneda en Estados Unidos, Colombia y en la denominada triple frontera de Argentina, Uruguay y Paraguay.

“Finalmente en 2003, cuando la segunda invasión que concluyó con el derrocamiento y asesinato de Hussein, el gobierno interino irakí, ocupado por Estados Unidos, reconoció esos billetes por un valor cinco veces superior al original cuando fueron comprados. Es decir, los propietarios de los billetes acaparados recibieron divisas por los dinares de procedencia suiza.”

-¿Por eso la oposición venezolana y los sectores empresariales más tradicionales insisten en la dolarización de la economía?

-El plan que manejan, lo han dicho públicamente, es que si cae el gobierno bolivariano habrá un aporte importante a Venezuela de los organismos multilaterales como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, que les permita entonces comprar la cantidad enorme de billetes y de títulos venezolanos con divisas.

“Supuestamente los organismos multilaterales ayudarán así a Venezuela; pero en realidad esos recursos monetarios van a ir a manos de esa burguesía y de esas estructuras financieras mundiales, que justamente se están apoderando de los activos de la República.

“Al final es la riqueza venezolana la que motiva ese mecanismo de apoderamiento de esos valores. Porque Venezuela tiene recursos naturales como petróleo, minería, riquezas detrás de las cuales ellos están.

“Y el mecanismo más directo para apoderarse de esos recursos no es una invasión ni una ocupación del territorio o una toma de control de las zonas petroleras; es justamente el mecanismo financiero que implica tomar posesión, apoderarse y tener bajo su resguardo los títulos valores de la República.”

Livia Rodríguez Deli/Prensa Latina

[INVESTIGACIÓN LÍNEA GLOBAL]

 

Comments

comments

 

Leave a Reply