Autor:

El primer contralor del actual gobierno federal, Julián Alfonso Olivas Ugalde, es uno de los más fuertes candidatos a la titularidad de la Auditoría Superior de la Federación (ASF), cargo que la Cámara de Diputados designará el próximo 12 de diciembre.

Julián Alfonso Olivas

Foto: Isaac Esquivel/Cuartoscuro

A Julián Alfonso Olivas se le identifica como amigo del presidente Enrique Peña Nieto y muy cercano a José Antonio Meade, precandidato del Partido Revolucionario Institucional a la Presidencia de la República.

Según su perfil, elaborado por los órganos de inteligencia, quien estuviera al frente de la Secretaría de la Función Pública –de diciembre de 2012 a febrero de 2015– presume que será el próximo auditor precisamente por su cercanía al presidente Peña.

“Olivas ha externado en corto que tiene plena confianza en que logrará ser electo como nuevo titular de la ASF, pues cuenta para ello con el apoyo del presidente Enrique Peña Nieto, con quien mantiene una buena relación personal y a quien conoció cuando fungía como gobernador del Estado de México y Olivas se desempeñaba como director General de Auditoría de Desempeño a las Funciones de Gestión Gubernamental y Finanzas, y posteriormente director General de Asuntos Jurídicos de la ASF.”

El documento, al que Contralínea tuvo acceso, recuerda que en 2009 Olivas buscó ser auditor superior. Aquella vez, logró pasar a la terna definitiva que fue sometida a votación ante el Pleno de la Cámara de Diputados, pero perdió frente a Juan Manuel Portal.

Además, el perfil detalla que “mantiene una buena relación con José Antonio Meade, con quien fungió como director General de Recursos Humanos cuando Meade fue titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público por primera ocasión” (2011-2012).

Comments

comments

 

Leave a Reply