Autor:

La Secretaría de Salud de la Ciudad de México padece de nepotismo, conflicto de intereses, abuso de poder y promoción política a través del programa El Médico en tu casa

El director general de Vinculación y Enlace Institucional de la Secretaría de Salud de la Ciudad de México (CDMX) y principal promotor del programa El médico en tu casa, Juan Alberto Vargas Ambriz, es señalado de incurrir en nepotismo, conflicto de intereses y abuso de autoridad, al amparo del titular de la dependencia Armando Ahued Ortega.

Ese funcionario público –brazo derecho del secretario Ahued- utiliza supuestamente como abogado defensor en asuntos privados al director de Asuntos Jurídicos de los Servicios de Salud de la CDMX, Darío Manuel Castorena Roji, quien lo representa en una demanda civil ante el Juzgado 24 de lo Familiar de la capital, lo que de confirmarse habría incurrido en el delito de conflicto de intereses, previsto y sancionado en la Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos.

El artículo 47 fracción XIII de dicho ordenamiento, establece que todo funcionario público debe: “Excusarse de intervenir en cualquier forma en la atención, tramitación o resolución de asuntos en los que tenga interés personal, familiar o de negocios, incluyendo aquéllos de los que pueda resultar algún beneficio para él, su cónyuge o parientes consanguíneos hasta el cuarto grado, por afinidad o civiles, o para terceros con los que tenga relaciones profesionales, laborales o de negocios, o para socios o sociedades de las que el servidor público o las personas antes referidas formen o hayan formado parte”.

El pasado 14 de agosto, el juez 24º de lo Familiar, Alejandro Fernández Hernández, dio vista al agente del Ministerio Público adscrito al Juzgado a efecto de que investigue la denuncia por el delito de conflicto de intereses, previsto en el artículo 291 del Código Penal para el Distrito Federal, en el que habría incurrido el abogado de Vargas Ambriz, Manuel Castorena Roji.

Es decir, el abogado Castorena Roji habría incurrido en violación del Artículo 291 del Código Penal para el Distrito Federal que establece: “Se impondrán prisión de uno a cinco años y de cincuenta a doscientos cincuenta días multa, al servidor público que:

  1. Conozca de un negocio para el cual tenga impedimento legal;
  2. Litigue por sí o por interpósita persona, cuando la ley les prohíba el ejercicio de su profesión, dirija o aconseje a las personas que litiguen ante él;…

Armando Ahued

Nepotismo y privilegios familiares

En la nómina de la Secretaría de Salud de la capital del país figuran varios familiares del director de Vinculación y Enlace Institucional de la SSCDMX: su hermano Javier Vargas Ambriz, como subdirector administrativo en jurisdicción sanitaria de Álvaro Obregón, quien además se ausentó de su labor durante el primer semestre del año para acudir a un curso de inglés en Canadá.

Otros familiares de Juan Alberto son sus hijos, Carlos Alberto Vargas Zermeño, quien ocupa el puesto de soporte administrativo; Jessica Vargas Zermeño, médico general (quien junto con su esposo, Julio Alejandro Victoria Tafoya estuvieron comisionados con goce de sueldo del 1 de marzo de 2016 al 28 de febrero de 2017) y actualmente ella realiza su residencia de tres años en epidemiología en el hospital de Xoco. Así como  sus sobrinos, Francisco Javier Vargas y Pavel Orozco Vargas, soporte administrativo “C”.

También figura en la nómina Norma María Ibarra Mejía, prima de Vargas Ambriz, quien funge como secretaria particular del secretario de Salud Armando Ahued Ortega, quien ha dicho que “si la gente quiere” será precandidato a la jefatura de gobierno de la ciudad por el Frente Ciudadano por México, según afirmó en entrevista con el diario El Universal el pasado 30 de octubre.

Sin embargo, a pesar de que en la página web de la dependencia aparecen los nombres y cargos de familiares de Vargas Ambriz, en respuesta a la solicitud de información pública 0108000163517, el director de Recursos Humanos de la Secretaría de Salud, Sergio Carmona Rizo, negó que laboren en la institución de Salud del gobierno capitalino.

“Después de haber realizado una búsqueda exhaustiva, no se encontró antecedente alguno que refiera que los C.C. Carlos Alberto Vargas Zermeño, Pavel Orozco Zermeño, Jessica Vargas Zermeño, Julio Alejandro Tafoya, Javier Vargas Ambriz y Francisco Javier Vargas Zermeño, laboren, hayan laborado, presten o hayan prestado sus servicios para esta Secretaría de Salud”, respondió Carmona a la solicitud de información pública.

Demanda de alimentos, guardia y custodia

Juan Alberto Vargas, principal promotor del programa El Médico en tu casa, y quien ha viajado a diversos países al lado del secretario de Salud, Armando Ahued, para promover el programa, enfrenta en un juicio civil la demanda de alimentos, guardia y custodia, bajo el expediente 466/2017, interpuesto el 23 de marzo de 2017 por Nallely Xellic Albores de la Riva.

Vargas Ambriz ha rechazado la demanda de pensión, guarda y custodia de su hija que tuvo fuera de matrimonio, bajo el argumento de que tiene que mantener a su hijo mayor Carlos Alberto Vargas Zermeño, quien también labora en la Secretaría como soporte administrativo “C”, y a la madre de éste.

Albores de la Riva reclama al juez de la causa decretar una pensión alimenticia equivalente al 45 por ciento de las percepciones ordinarias y extraordinarias de Vargas Ambriz (el juez determinó sólo el 20 por ciento) e inscribir a su hija en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

El director de Asuntos Jurídicos de los Servicios de Salud de la CDMX, Darío Manuel Castorena Roji, lo representa en la demanda civil ante el Juzgado 24 de lo Familiar de la capital, lo que representaría un claro conflicto de intereses sancionado por la Ley de Servidores Públicos y el artículo 291 del Código Penal para el Distrito Federal, advierte Daniel Landgrave Castillo, abogado de Albores de la Riva.

En entrevista, el abogado señala que la demandante solicita al juzgador decretar la guardia y custodia de la menor y en su caso la pérdida de la patria potestad, en virtud del abandono e incumplimiento en que ha incurrido Vargas Ambriz durante el embarazo y a más de un año del nacimiento de la niña.

El funcionario alega en su favor que carece de recursos, que su demandante trabaja y puede mantener a su hija, y niega las prestaciones que reclama Nallely Albores, agrega Landgrave Castillo.

Antecedentes

Vargas Ambriz ingresó en 2007 a la Secretaría de Salud como director de Asuntos Jurídicos, cargo al que renunció a mediados de 2008 para incorporarse como secretario particular del secretario Armando Ahued.

Sin embargo, al descubrirse en 2009 supuestas irregularidades con la venta de plazas que denunció un grupo de trabajadores del sector salud, Vargas Ambriz fue cesado por el entonces jefe de gobierno Marcelo Ebrard Casaubón, sin que los órganos de fiscalización le fincaran alguna responsabilidad penal.

Su lugar como secretario particular de Ahued Ortega fue ocupado por Luis Ángel Vázquez, amigo de Vargas Ambriz, con quien “se coludió para continuar con la venta de plazas”, dijeron entonces los inconformes, quienes señalaron que cada plaza era vendida en 160 mil pesos y que en total fueron vendidas 113 puestos.

Los trabajadores de diversos hospitales de la ciudad presentaron una denuncia penal ante la Fiscalía Especializada para Servidores Públicos en la Procuraduría capitalina por la supuesta venta de plazas en contra de Vargas Ambriz y Luis Ángel Vázquez, luego de que la Contraloría General del Gobierno del Distrito Federal no hiciera nada en su momento.

El secretario de Salud, Armando Ahued Ortega (en entrevista con medios de comunicación realizada el 22 de septiembre de 2010), admitió que tanto la Contraloría Interna como la Procuraduría capitalina iniciaron una “profunda” investigación en la institución, por la supuesta venta de plazas en hospitales de la ciudad, en la que pudieran estar involucrados funcionarios de primer nivel.

“Efectivamente, se ha iniciado una investigación por parte de la Contraloría y la Procuraduría. Además, les anuncio que de resultar efectiva esa irregularidad, procederemos contra quien sea, pues por supuesto que no lo vamos a tolerar, no lo aceptamos, no estamos de acuerdo”, dijo Ahued en rueda de prensa, de acuerdo con el reporte que consignó el diario La Crónica en su edición del 23 de septiembre de ese año. (www.cronica.com.x/notas/2010/533570.html).

-¿Ya hay nombres y cargos de los presuntos responsables?- le preguntaron los reporteros a Ahued Ortega.

—Ya está la investigación, claro—, respondió el funcionario.

El secretario de Salud aseguró a los reporteros que no habría impunidad de confirmarse la denuncia de los trabajadores de diversos hospitales de la capital y que los presuntos responsables tendrían que responder ante la justicia.

Sin embargo, el 6 de abril de 2016 Armando Ahued reincorporó a su gabinete a Vargas Ambriz como director general de Vinculación y Enlace Institucional de la Secretaría de Salud de la CDMX, puesto que ostenta hasta la fecha. Y no sólo eso, Juan Alberto también fue nombrado por Ahued como comisionado de asuntos legales del área de Derechos Humanos de la institución.

Asimismo, el secretario de Salud mantuvo como su secretario particular a Luis Ángel Vázquez, amigo del director de Vinculación, quien también había sido señalado de realizar supuestas venta de plazas en la institución.

“Se trata de una mafia incrustada en la Secretaría, donde más grave que el nepotismo es la corrupción, venta de plazas, tráfico de medicamentos, abuso y malos tratos, y el secretario Ahued no hace nada para impedir estas anomalías”, señala Jorge Martínez Valero, miembro del Colectivo de Enfermería Operativo de la Secretaría de Salud local.

“Por encima del nepotismo está el problema de la corrupción en la Secretaría, porque aquí hay más ganancias, resta personal a hospitales, genera personal mal capacitado, hay escasez de insumos en los 32 hospitales generales y de especialidades, déficit de camas, falta de medicamentos y refrigeradores de alto rendimiento para conservación de vacunas que no funcionan”, apunta.

El problema más ingente es la falta de recursos humanos de enfermeras y de médicos, de entre 30 y 40 por ciento, respectivamente, en hospitales como Belisario Domínguez, Balbuena, La Villa e Iztapalapa, entre otros, destaca Martínez Valero.

Explica que la venta de plazas “es escandalosa”, por ejemplo en Iztapalapa –asegura- el tráfico de plazas se triangula entre el director del hospital, Benito Martínez Escalante, y el titular de Recursos Humanos de la Secretaría, Sergio Carmona Rizo, la contratación y reclutamiento para el personal de enfermería.

“Literalmente han estado vendiendo las plazas en paquete, porque las enfermeras contratadas eligen horario, turno y hospital, incluso se contrata personal donde no se requiere, como en los hospitales Materno Infantil de Tláhuac y Toxicológico de Xochimilco, donde hay hasta cuatro enfermeras por paciente, lo que contrasta con el déficit que hay en hospitales de Iztapalapa y  Rubén Leñero”, subraya.

Martínez Valero enfatiza que la corrupción en la venta de plazas ha escalado hasta la venta de códigos de enfermería a personal de cocina y de lavandería. “Es decir, con la compra de estos códigos hay gente que cobra como enfermeras, pero realizan labores de cocina o lavandería”, apunta.

Otro caso grave es el de las comisiones sindicales, por ejemplo en Iztapalapa hay 250 enfermeras, pero sólo laboran 170. El resto está de comisión sindical en la sección 12 del Sindicato de Trabajadores del Gobierno de la Ciudad, a cargo de Héctor Carreón Garcés, quien supuestamente negocia las comisiones a través de su operador Benigno Martínez Escalante. “Se trata de aviadores que viven a costa del erario público, un fenómeno que se ha generalizado en todo el sistema de salud”, indica Martínez Valero.

Corrupción

Vargas Ambriz estaría supuestamente vinculado a irregularidades en el ejercicio de sus funciones, como la compra de inmuebles para impulsar clínicas privadas de salud, el uso de una casa en Jardines del Pedregal para reuniones de negocios con funcionarios de la institución y familiares de Armando Ahued, así como el uso de una tarjeta de crédito de la Secretaría exclusiva para gastos personales.

De acuerdo con Nallely Albores de la Riva, su expareja sentimental y padre de su hija, Vargas Ambriz pagó la cuenta de un viaje a Cancún en el hotel Maya Coba con cargo a “una cuenta especial” de la Secretaría de Salud, según le dijo el propio Juan Alberto durante su estancia en el centro turístico.

En entrevista, Albores de la Riva señala que Vargas Ambriz le pidió su opinión profesional para determinar las condiciones de operación de un inmueble propiedad de la empresa española Femisana Clinic Womans, ubicado en Orizaba 18 esquina Zacatecas, colonia Roma Norte, para la instalación de una clínica particular de cirugía ambulatoria.

“El negoció en el que participó el hermano del secretario de Salud, Eduardo Ahued Ortega, no se concretó debido a que cuando llegaron al inmueble (Vargas Ambriz, Eduardo y ella) también se presentaron otras personas de otro partido político, ya que al parecer el propietario del inmueble, Pablo Cubero, los había citado a la misma hora”, señala la cirujana.

Asimismo, Albores de la Riva refiere que el padre de su hija realizaba reuniones en la calle de Cráter número 307, colonia Jardines del Pedregal, donde ella estuvo en una ocasión en compañía de Vargas Ambriz. “Fue la única vez que estuve de entrada por salida, porque me di cuenta de que se reunían para discutir negocios, acompañados de amigas”.

El médico en tu casa, programa electorero

Jorge Martínez Valero advierte de una “bomba de tiempo” en las relaciones laborales de la Secretaría. “Se trata de la plataforma digital del gobierno capitalino para la contratación de plazas de base, cuyo registro rebasa las 33 mil solicitantes. Significa que hay más de 30 mil trabajadores eventuales, de los cuales 10 mil laboran en la Secretaría de Salud.

Armando Ahued“Es un problema grave, porque la mayoría del personal está dedicado al programa El médico en tu casa en la capital, el cual es un proyecto ciento por ciento clientelar y electorero, para mantener viva la candidatura a la Presidencia de la República de Miguel Ángel Mancera y de Armando Ahued a la jefatura de gobierno de la ciudad”, subraya.

El programa –agrega- se sostiene con trabajo precario, flexible, temporal, con pasantes, lo cual no garantiza calidad y continuidad. Martínez Valero cuestiona el tipo de consultas que se dan, “solo un médico o pasante, una enfermera y un estetoscopio. Y  aunque el gobierno presume de 3 millones de consultas realizadas, pero no informa cuántas personas se han curado, pues la mayoría se canalizan al Seguro Popular”.

El programa Médico en tu casa ha sido promovido en los estados de Michoacán, Chihuahua, Tlaxcala, Chiapas, Tabasco, Nuevo León, Quintana Roo, Aguascalientes, Durango, Sinaloa, Coahuila y Veracruz. Y a nivel internacional en Colombia, Guatemala, Cuba, Brasil, Argentina, Haití, Panamá, China, Rusia, Chile, Costa Rica, Ecuador y República Dominicana, Kuwait Ucrania, Lituania, Brasil, Cuba, Panamá, Alemania, Washington, Uruguay, Costa Rica, Ecuador, República Dominicana,  Ámsterdam entre otros.

Sin embargo, en respuesta a una solicitud de información pública 014000181517, el director ejecutivo de Fortalecimiento Institucional y Gestión Pública del gobierno de la ciudad, Carlos Alejandro Ibarra Cisneros informó que luego de una “exhaustiva búsqueda”, sólo se encontró que Vargas Ambriz ha viajado a estados Unidos y Guatemala.

En respuesta a solicitudes de información públicas, el InfoDF dio cuenta de que el programa sólo cuenta con 120 médicos visitadores y cuatro médicos residentes, y que el número de consultas es reducido. Sin embargo, el gobierno de la ciudad presume que se han brindado casi 3 millones de consultas y que casi 3 mil médicos recorren la ciudad en brigadas de atención a personas que no pueden trasladarse a los centros de salud.

El viernes 24 de noviembre, luego de varias llamadas telefónicas –incluso a su celular 5532087757-, para solicitar una entrevista con el secretario Armando Ahued, se acudió a la oficina del funcionario de Altadena 23, colonia Nápoles, donde el reportero sería recibido por su secretaria particular, Norma María Ibarra Mejía (prima de Juan Alberto Vargas Ambriz), quien en la antesala de su oficina canceló la cita con el argumento de que saldría de urgencia con Ahued.

El reportero preguntó a los oficiales de seguridad que custodian ambas entradas a la institución (por las calles de Altadena y Yosemite) si el secretario de Salud y su secretaria se encontraban en sus oficinas, y la respuesta de los oficiales fue directa: “el secretario Ahued y su asistente no han salido”.

También se solicitó desde hace un mes la entrevista con el director de Vinculación, Juan Alberto Vargas Ambriz, para que explique la contratación de sus familiares en la misma dependencia donde él trabaja, pero su secretaria Claudia Gaona señaló que su jefe atendería la petición en su momento, ya que regularmente anda de comisión fuera de la ciudad. El área de difusión de la Dirección de Vinculación, a cargo de Carlos Cervantes, confirmó la versión de Gaona, pero hasta cierre de esta edición no se concretó.

José Réyez

 

Contralínea 568 / del 04 al 09 de Diciembre 2017

Comments

comments