Autor:

Médicos, enfermeras y personal administrativo del Hospital General Doctor Aurelio Valdivieso, de Oaxaca, se mantienen en paro parcial de labores ante el déficit presupuestal de la institución. Denuncian carencia de medicamentos, uniformes, insumos básicos y hasta alimentos para los pacientes. Ni el gobernador, Alejandro Murat ni el secretario de Salud, Celestino Alonso Álvarez, han dado la atención prioritaria, acusan.

“Es un hospital catalogado con recursos de segundo nivel; sin embargo, su uso es de primero, segundo y tercer nivel. Ha aumentado la atención que brindamos, pero no se le ha asignado el presupuesto debido. En este momento la institución está en paro porque está cayendo en terapia intensiva, de gravedad, y no se ha atendido como tal”, dice en entrevista con Contralínea el doctor Filiberto Cruz Vicente, integrante del Frente Oaxaqueño en Defensa de la Salud (FODS).

El médico del FODS denuncia qué hace falta: personal médico, medicamentos para atender diversas enfermedades, tomógrafos (que hacen falta desde hace 2 años) Rayos X y, entre otros, calderas. Además, no hay suficientes víveres para los pacientes que requieren alimentación ni para los trabajadores.

Este centro hospitalario está abierto a toda la población del estado. Dan servicio a población de las ocho regiones que integran la entidad federativa. En total, se otorgan 500 consultas al día. El personal médico asciende a 250 doctores, que se suman a la plantilla laboral de más de 1 mil trabajadores.

Organizaciones de Oaxaca, como la Sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación han manifestado su apoyo a los trabajadores de la salud. Pero también los médicos y enfermeras han recibido el respaldo de organizaciones de Veracruz, Chiapas y Michoacán.

A través de un comunicado, el Colectivo Salud y Resistencia, el Movimiento de Izquierda Revolucionaria y el Frente Michoacano en Defensa de la Seguridad Social, manifestaron su solidaridad con los trabajadores del también conocido como hospital civil, ubicado en la capital del estado.

Además, expresaron su inconformidad ante la crisis, generalizada en las unidades de la Secretaría de Salud, del Instituto Mexicano del Seguro Social y del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores.

Esta situación, acusan, responde al “escandaloso desvío de recursos destinados al sector, el progresivo recorte presupuestal, la subcontratación de servicios, contratación de personal eventual sin derechos laborales, el alarmante desabasto de material, equipo y medicamentos. Ese escenario sólo ha beneficiado a las cúpulas empresariales dueñas del monopolio farmacéutico y la prestación de servicios de salud, así como a los dueños del capital financiero que controlan aseguradoras privadas y las cuentas Afore [Administradora de Fondos para el Retiro]”.

El documento señala la falta de atención por parte del gobernador Alejandro Murat; así como del secretario de Salud, Celestino Alonso Álvarez. También, los hicieron responsables “de cualquier acto de represión, hostigamiento o represalia en contra de los trabajadores del Hospital Doctor Aurelio Valdivieso”.

 

Comments

comments

Tags: