Autor:

La Central Campesina Cardenista denunció la incursión de un grupo armada que, a través de la violencia, intenta despojar tierras a ejidatarios en el municipio de Tasquillo, en Hidalgo.

grupo armado

Según la organización, a medio día del pasado 27 de noviembre por lo menos 200 personas armadas irrumpieron en el ejido San Miguel Juchitlán, lo que a decir de los afectados se debió a un intento de despojo de terrenos. En los hechos, dos ejidatarios y militantes de la Central, Rosalío Gonzáles Peña y su esposa Jocabet Vaquero, fueron heridos.

La organización señala que el grupo armado está integrado por pobladores de la comunidad Puerto del Dexthi, de Ixmiquilpan, quienes pretendían trabajar con maquinaria pesada en el desmonte y la toma de tierras.

Se trata, indica la Central a través de un comunicado, de un conflicto agrario profundizado por “las malas decisiones y actuar de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Territorial”.

Agrega que los presuntos agresores portaban armas largas tipo AR-15, cuernos de chivo y rifles 30-30. Por ello, exige la inmediata detención de los supuestos responsables: “Cándido Trejo González, Agustín Trejo González, Cleofás Cantero, Ilario Cerroblanco Peña e Isaías Peña Pérez, así como de los demás agresores materiales e intelectuales y perpetradores del homicidio en grado de tentativa con arma de fuego de Jocabet Vaquero y Rosalío González Peña”.

También pide el “inmediato desalojo a los invasores de las tierras del ejido San Miguel Juchitlán”. Así como el desarme de dicho grupo. Además demanda la presencia del Ejército Mexicano, y de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, “ante la actuación negligente y posible contubernio con llana tolerancia al grupo armado agresor el cual parece estar protegido por la policía del estado y el gobierno local”.

Nancy Flores