Autor:

Un estudio científico establece que la contaminación del aire es un factor de riesgo para la osteoporosis y las fracturas óseas.

En específico, la exposición a las partículas de carbono negro en el aire es la que altera tanto el metabolismo del calcio –fundamental para la fortaleza de los huesos– como la cantidad de hueso, revela el estudio “Association of air particulate pollution with bone loss over time and bone fracture risk: analysis of data from two independent studies”.

Publicado por la revista The Lancet Planetary Health, el análisis el efecto sobre la presencia de fracturas asociadas a osteoporosis (vértebras, fémur y antebrazo) en una población de 9.2 millones de personas.

De acuerdo con la Agencia Informativa Conacyt, dicho estudio fue realizado por investigadores de la Universidad de Harvard, la Universidad de Boston, New England Research Institute, la Universidad Nacional Autónoma de México y el Instituto Nacional de Cancerología de México.

El investigador en ciencias médicas adscrito al Instituto Nacional de Cancerología (Incan) y a la Facultad de Medicina de la UNAM, Diddier Prada Ortega, explicó que este estudio tuvo como objetivo medir el impacto de la contaminación en la salud ósea.

El científico mexicano, miembro nivel I del Sistema Nacional de Investigadores del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología, señaló que  los resultados sugieren que los daños son causados por partículas más pequeñas suspendidas en el aire, llamadas PM2.5 (porque tienen un diámetro menor a 2.5 micras), entre las cuales se encuentra el carbono negro.

Se trata del humo negro que sale de los vehículos –principalmente de los que usan diésel–,de las estufas de leña, de las chimeneas industriales o que se genera en los incendios forestales.

Nancy Flores

 

 

Leave a Reply