Autor:

Desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, saqueo de los recursos por parte de empresas, violencia sexual, feminicidios, detenciones arbitrarias y hasta violencia obstétrica y educativa forman parte de las acusaciones que lanzarán indígenas de Guerrero contra el Estado mexicano, durante la próxima visita de la relatora Especial sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Victoria Tauli-Corpuz, a la entidad.

Integrantes del Concejo Indígena Popular de Guerrero

Para ello, los indígenas afectados preparan un detallado recuento de esas graves violaciones a sus derechos humanos, del que darán cuenta el 11 de noviembre ante la relatora.

Las víctimas directas o sus familiares y representantes de pueblos indígenas darán testimonio de casos emblemáticos, como el de los indígenas Me’phaa, de Juba Wajiín, que luchan en defensa del territorio y contra la minería.

También, sobre la desaparición forzada de los 43 estudiantes normalistas de Ayotzinapa y la ejecución extrajudicial del indígena nahua Bonfilio Villegas, originario de la comunidad de Tlatzala.

De acuerdo con el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, otros casos que se expondrán son: el de la violencia sexual ejercida contra Inés Fernández Ortega y Valentina Rosendo Cantú por parte de elementos del Ejército Mexicano; y la detención arbitraria del defensor comunitario de derechos humanos Arturo Campos Herrera.

Además se denunciarán feminicidios, casos de violencia obstétrica, violaciones al derecho a elegir representantes por usos y costumbres y violación del derecho a la educación.

Para Tlachinollan, la experta independiente “tiene la autoridad para señalar casos de incumplimiento de derechos de los pueblos indígenas. Eso significa que al conocer distintos casos en Guerrero, no solamente se da voz a las víctimas y familiares de violaciones a estos derechos, sino que también se hacen visibles las causas estructurales de discriminación y exclusión responsables de esta situación”.

El Centro observa que la visita a Guerrero se dará en el marco de “los altos índices de pobreza y marginación que sufre la entidad, así como por la precariedad de las condiciones en que vive una de las mayores concentraciones de población indígena en México”.

Durante su estancia, Tauli-Corpuz visitará la comunidad de Tlatzala, donde conocerá las condiciones en que viven las comunidades indígenas del Guerrero. En esa visita se expondrán temas relacionados con los derechos económicos, sociales y culturales, la situación de las mujeres indígenas, y las problemáticas relacionadas a la inseguridad y la violencia que les afectan.

Tlachinollan considera que la visita de la relatora a la región de la Montaña no sólo posee un alto simbolismo por las violaciones sistemáticas contra los indígenas, sino que también sirve para dar seguimiento a la visita, hace 14 años, del entonces relator de la ONU Rodolfo Stavenhagen.

La organización considera que, desde entonces, las condiciones se han agudizado y los actores no estatales que han contribuido a estas violaciones se han multiplicado.

Nancy Flores