Autor:

Más de 300 casos de violaciones a los derechos humanos en contra de personas y colectivos que defienden los derechos básicos para una vida digna, fueron registrados durante los cuatro primeros años del gobierno de Enrique Peña Nieto. Así lo indica la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos Todos los Derechos Para Todos (Red TDT).

La Red, que aglutina a 84 organizaciones de 23 estados del país, documentó en su informe La esperanza no se agota que de los 302 registros de violaciones a los derechos humanos que lleva, el 22 por ciento (67 casos) está relacionado con las llamadas reformas estructurales y los megaproyectos.

En el desglose de los datos, la Red TDT indica que 23 casos tiene que ver con la reforma energética, impulsada férreamente por la administración del presidente de la República. La paraestatal más importante del país, Petróleos Mexicanos, pasó a ser “empresa productiva del Estado”.

La reforma a la Ley Minera registra 18 casos de violaciones a los derechos humanos (el 6 por ciento). Las principales afectaciones ocurrieron en Guerrero y Jalisco (3 en cada uno). En Oaxaca, Chiapas y Sonora hubo 2 casos, en cada uno de los estados.

De la reforma educativa, la Red TDT muestra que hay 17 casos (5 por ciento) y estos se dieron en Michoacán, principalmente (con 4casos). También en Oaxaca, Chiapas y Guerrero, con 2 casos en cada entidad. En Veracruz, Ciudad de México, Puebla, Estado de México, Morelos, Tabasco y Durango tuvieron un registro.

La reforma en telecomunicaciones provocó 9 casos de violación a los derechos humanos, según los registros de la Red TDT. Los estados en donde se llevaron a cabo fueron: Oaxaca, Puebla y Veracruz.

Érika Ramírez