Autor:

Suman 525 años del inicio de la Guerra de Conquista en México. Los pueblos indígenas resisten. El nuevo empeño del CNI y el EZLN tiene un rostro que representa los de millones de indígenas: el de la nahua Marichuy

Fue recibida en motocicleta, a caballo, en camionetas y camiones. Miles de indígenas zapatistas y de todo México escucharon sus palabras.

María de Jesús Patricio Martínez, Marichuy, visitó los caracoles de la Realidad, Morelia, La Garrucha, Roberto Barrios y Oventik, así como la cabecera municipal de Palenque. En cada acto estuvieron presentes miles de bases de apoyo zapatista y milicianos que acompañaron a las comandantas del Comité Clandestino Revolucionario Indígena-Comandancia General del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN). La comandanta Everilda participo en Guadalupe Tepeyac, la comandanta Miriam en el caracol de Morelia, la comandanta Rosalinda en el caracol de la Garrucha, la comandanta Amada en Palenque y la comandanta Hortensia en Oventik.

Realizaron un recuento pormenorizado de los devastadores efectos de las políticas neoliberales para los pueblos indígenas. Lanzaron un contundente mensaje: no seguir esperando que alguien más resuelva los problemas del país: “nadie nos va a regalar nada, tenemos que luchar para conseguir lo que queremos y merecemos”. La Comandancia General del EZLN también conminó a Marichuy: “que no te digan que no puedes gobernar porque no tienes estudios, lo que único que hacen los políticos con sus estudios es robar”.

En la comunidad de Guadalupe Tepeyac, Gloria Benavidez, integrante de la Red de Solidaridad con México en Estados Unidos, fue presentada como la compañera Elisa, nombre con que fue conocida en los años de clandestinidad con las Fuerzas de Liberación Nacional y posteriormente con el EZLN. Su comisión en este acto fue dar lectura a la carta que mandó la familia del maestro zapatista Galeano, asesinado el 2 de Mayo de 2014.

En la carta se denunció: “no se ha hecho justicia, los asesinos y organizadores aún siguen libres y se burlan de nosotros…”.

Toda la coordinación y la conducción del recorrido estuvieron a cargo exclusivamente de las mujeres zapatistas. En ningún acto se escuchó el himno zapatista ni se observó la bandera del EZLN. En cambio iniciaron siempre con el himno nacional y la bandera mexicana. Marichuy siempre estuvo acompañada en los templetes por las concejalas del CIG y, antes de dar su palabra, cedió el micrófono a algunas de ellas, quienes hablaron a nombre de sus pueblos y contaron las problemáticas que viven y la forma en que las enfrentan.

Marichuy informó que a partir de noviembre continuará el recorrido en otras zonas del estado de Chiapas y otras entidades de la República.

José Luis Santillán

 

 

[BLOQUE: ESPECIALES][SECCIÓN: CONTRALUZ]