Autor:

Las personas en situación de pobreza, miseria y marginación enfrentan un riesgo desproporcionado de ser víctimas de tortura, arrestos, muerte prematura y violencia doméstica en todo el mundo,  advirtió Philip Alston, relator especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre la Extrema Pobreza.

Habitantes de la colonia Valle Verde

Para el experto, incluso grupos de derechos humanos fallan en establecer el vínculo entre las violaciones de los derechos civiles y políticos y la pobreza. Con motivo del  Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, indicó en Ginebra, señaló en Ginebra que “si eres víctima de tortura, las posibilidades de que también seas pobre son elevadas. Lo mismo si eres una mujer o un niño víctima de abuso doméstico”.

Indicó que es más probable que una persona en pobreza sea arrestada y procesada por delitos que una persona no pobre. “Es mucho más probable que las personas en clases socioeconómicas más bajas sean asesinadas, torturadas o sufran de una invasión a su privacidad, y tienen muchas menos probabilidades de ejercer su derecho al voto o de participar en procesos políticos”, dijo el relator, según un comunicado de prensa de la ONU.

Y es quienes sufren pobreza enfrentan barreras adicionales cuando quieren votar y, a menudo, carecen de influencia en la toma de decisiones políticas, refirió.

El experto también puntualizó que tanto las organizaciones de desarrollo y derechos humanos como los gobiernos a menudo ignoran  las violaciones a los derechos civiles y políticos de quienes se enfrentan situación de pobreza, con terribles resultados.

“Agencias internacionales de gran importancia, como el Banco Mundial y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, ignoran por completo los derechos humanos y no han prestado atención a los derechos civiles y políticos específicos de quienes viven en la pobreza”.

Philip Alston criticó también a representantes de la propia ONU: “incluso aquellos que trabajan en el ámbito internacional de los derechos humanos, incluidos muchos relatores especiales, expertos, grupos y comités de las Naciones Unidas a menudo se centran en las violaciones de los derechos civiles y políticos sin tratar el hecho de que están relacionados con la pobreza”.

Para el experto, esto mismo se aplica a las organización no gubernamentales internacionales de derechos humanos. “El trabajo de análisis realizado en 2006 por la Organización Mundial Contra la Tortura sobre las causas profundas de la tortura es la excepción que confirma la regla”, indicó.

Alston destacó que los derechos civiles y políticos de los pobres se han ido difuminando de varias formas: “en primer lugar, las organizaciones de derechos humanos han asumido que la pobreza puede explicarse exclusivamente a causa de diversas formas de discriminación; pero esta visión limitada es insuficiente para entender las consecuencias específicas de las diversas formas de discriminación, opresión, estigma y violencia que experimentan diariamente quienes luchan contra la pobreza.

“En segundo lugar, prácticamente todos los gobiernos, los órganos de derechos humanos de la ONU y las organizaciones de derechos humanos han ignorado el hecho de que las disposiciones clave de los principales tratados de derechos humanos prohíben la discriminación de cualquier tipo por motivos de origen social, patrimonio, nacimiento o cualquier otra condición. El resultado es que la discriminación basada en la clase socioeconómica casi nunca forma parte de ningún análisis.”

Por ello, el relator especial llamó a crear un nuevo enfoque que atienda debidamente la frecuencia y la forma en que se violan los derechos civiles y políticos de los pobres. “Es tarea de todos determinar cómo se puede lograr ese objetivo, pero un punto de partida clave es comenzar a recopilar datos”.

Para el relator, todos los que abogan por el respeto a los derechos humanos, dentro y fuera de la ONU, deben esforzarse en cerrar la brecha del conocimiento y abocarse a la búsqueda de soluciones a este desproporcionado sufrimiento.

Nancy Flores

 

Tags: