Autor:

Este 17 de octubre, Petróleos Mexicanos (Pemex) rescindió contratos a personal de su Terminal de Almacenamiento y Despacho Salamanca, ubicada en Guanajuato, por su presunta participación en el robo de hidrocarburos. Según un comunicado de prensa, los trabajadores serán denunciados penalmente por estos ilícitos.

El cese de sus funciones tiene efectos inmediatos, indica, porque incurrieron en causales señaladas en el artículo 47 de la Ley Federal del Trabajo.

La petrolera asegura que ya investiga a más trabajadores de otros centros que podrían haber participado en este tipo delitos, que le causan pérdidas por más de 10 mil millones de pesos anuales.

“Petróleos Mexicanos ha implementado, dentro de sus estrategias para el combate al robo de combustibles, diversas medidas y rigurosos procedimientos para el control y seguridad de sus instalaciones. Como parte de estas acciones, se determinó separar de la empresa a todo el personal que viole los procedimientos de seguridad, vulnere la integridad de las instalaciones y favorezca a la delincuencia.”

Según Pemex, cualquier empleado vinculado con la delincuencia organizada y común será removido inmediatamente de sus funciones y se le denunciará por la vía penal, sin excepciones.

Nancy Flores