Autor:

Organizaciones y activistas de derechos humanos denuncian simulación en el proceso para elegir a quien encabezará la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) durante los próximos 4 años.

Derechos Humanos

La actual presidenta del organismo, Perla Gómez Gallardo, se ha inscrito para reelegirse por un nuevo periodo. Lo anterior ha generado críticas de organizaciones y defensores por lo que consideran un retroceso para el tema de los derechos humanos en la Ciudad de México.

En un documento dirigido a la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), 77 organizaciones y activistas de la capital de la República exigen a los legisladores “que asuman con seriedad, rigor y responsabilidad” la elección de la persona que presidirá la CDHDF.

[contextly_auto_sidebar]

Y es que los firmantes observan una simulación de la participación de la sociedad civil, disposición prevista en la ley. “El desaseo con el que se ha gestionado la participación de la sociedad civil en este proceso de designación parece dar cuenta de un ejercicio de simulación para cumplir con e trámite de incluir las voces de la sociedad civil”.

Entre las organizaciones firmantes se encuentran los centros de derechos humanos Fray Francisco de Vitoria, Miguel Agustín Pro Juárez, Zeferino Ladrillero, la Oficina para México y Centroamérica de Artículo 19 y, entre muchas otras, Litigio Estratégico en Derechos Humanos.

En el documento se asienta que el actual procedimiento para elegir a quien encabezará la CDHDF no ha sido “un esfuerzo por generar un sistema de pesos y contrapesos que permitan que la persona más capaz ocupe el cargo y no aquella con mayor poder político para movilizar clientelas”.

En el documento se llama a enmendar los errores para que “el nombramiento público del presidente o presidenta de la CDHDF se lleve a cabo con base en el mérito personal y la capacidad profesional, y se conduzca de acuerdo con los principios de parlamento abierto y de designaciones públicas”.

Además, exhortan a que “el proceso de deliberación que conduzca al nombramiento de la presidencia de la Comisión debe ser público, abierto e incluir las observaciones e inquietudes de la sociedad civil”.

Por considerarlo del interés de los lectores, Contralínea reproduce el documento íntegro.

 

Desinterés y simulación de Diputados en designación de la #NuevaCDHDF

 

Las personas y organizaciones abajo firmantes exigimos a las y los diputados Luciano Jimeno Huanosta (Partido Humanista), Rebeca Peralta León (PRD), Mariana Moguel Robles (PRI), Jorge Romero Herrera (PAN) y Beatriz Adriana Olivares Pinal (PRD), integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF), que asuman con seriedad, rigor y responsabilidad el mandato que les ha sido conferido para coordinar la elección de quien encabezará la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF).

 

Demandamos puntualmente que la Comisión señale las razones por las cuales se desconoce lo estipulado en la Convocatoria para el nombramiento de la Presidencia de la Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal, publicada el 4 de septiembre del año en curso, cuya base octava señala que:

 

Con el propósito de incorporar a la Sociedad Civil Organizada y mediante solicitud por escrito de las organizaciones y/o instituciones debidamente constituidas y con experiencia en la materia, ante la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal, se conformará un Comité Observador Ciudadano, que acompañará y hará recomendaciones por escrito a esta Comisión Legislativa, a efecto de que el proceso de elección de la presidencia de la CDHDF sea transparente y público, haciendo valer el Parlamento Abierto como principio básico de rendición de cuentas de la ALDF.

 

De las más de 80 organizaciones que solicitaron formar parte del Comité Observador Ciudadano sólo se conoce el nombre pero no están disponibles para su consulta los documentos probatorios que demuestren la constitución legal de las mismas y mucho menos insumos que permitan demostrar que tienen experiencia en defensa, garantía, promoción y protección de Derechos Humanos.

 

Si bien en la página web1 de la ALDF está habilitado un apartado específico sobre la designación de la CDHDF, ésta ha fallado como mecanismo de transparencia y rendición de cuentas, al no contar con información de interés público relacionada con el proceso y no ser utilizada como canal de comunicación formal entre la Asamblea y las y los actores involucrados. Es ahí donde debieron albergarse documentos que prueben que las 95 organizaciones de la sociedad civil inscritas para acompañar este proceso están legalmente constituidas y cuentan con expertise en el tema -requisito trascendental de la convocatoria.

 

A un día de las comparecencias, el Secretario Técnico de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF, Ignacio Picacho, informa que los diputados no han determinado dónde se llevará a cabo y cómo se coordinará la participación de 95 organizaciones que brindarán sus observaciones sobre la idoneidad de las candidaturas para ocupar la presidencia de la CDHDF.

 

Luego de lo ocurrido en el Foro “Las OSC de Derechos Humanos y el proceso de elección de la presidencia de la CDHDF” –espacio que pretendía incluir una amplia consulta ciudadana sobre el proceso pero que, finalmente, derivó en un desfile de organizaciones que asistieron para manifestar su respaldo a una candidatura en particular– no podemos permitir que la defensa, protección y garantía de los Derechos Humanos en la Ciudad de México se limite a una simple cuestión asistencialista y de popularidad.

 

El desaseo con el que se ha gestionado la participación de la sociedad civil en este proceso de designación parece dar cuenta de un ejercicio de simulación para cumplir con el trámite de incluir las voces de la sociedad civil en eventos como el antes mencionado y no como un esfuerzo por generar un sistema de pesos y contrapesos que permitan que la persona más capaz ocupe el cargo y no aquella con mayor poder político para movilizar clientelas.

 

Reiteramos la exigencia a las y los integrantes de la Comisión de Derechos Humanos de la ALDF para que el nombramiento público del presidente o presidenta de la CDHDF se lleve a cabo con base en el mérito personal y la capacidad profesional, y se conduzca de acuerdo con los principios de parlamento abierto y de designaciones públicas. El proceso de deliberación que conduzca al nombramiento de la presidencia de la Comisión debe ser público, abierto e incluir las observaciones e inquietudes de la sociedad civil.

 

A continuación se presenta una evaluación del proceso que ha seguido la ALDF con base en buenas prácticas en materia de designaciones públicas:

Buenas prácticas en designaciones públicas :

 

ATENTAMENTE :

 

Abigail Delgado Estrada

Academia de Derecho y Derechos Humanos de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Adriana Herrera

Alberto Serdán Rosales

Al-dabi Olvera Castillo

Alianza para la Defensa de los Derechos Humanos y la Salud A.C.

Alicia Naomi Ramos Imuro

Arkemetria Social A. C.

Artículo 19 Oficina para México y Centroamérica

Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C. ASILEGAL

Asociación de Espina Bífida Miel que vino del cielo A. C.

Brenda Rodríguez Herrera

Católicas por el Derecho a Decidir

Centro de Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria O.P.” A.C.

Centro de Derechos Humanos Miguel Agustín Pro Juárez A.C.

Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

Centro de Estudios Sociales y Culturales “Antonio de Montesinos”, A.C.

Centro de Investigación y Capacitación Propuesta Cívica A.C.

Centro de Investigación y Estudios para el Desarrollo y la Igualdad Social A.C. (CIEDIS)

Claudia Campero Arena

Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua (COMDA)

Colectivo de Egresados de Derecho de la Universidad Autónoma de la Ciudad de México

Colectivo Forjando Caminos

Comisión Mexicana de Defensa Y Promoción de los Derechos Humanos, A.C.

Cristina Gómez Johnson

Denise Dresser Guerra

Denise Reyes

Edgar Bautista Jiménez

Educando en los Derechos y la Solidaridad EducaDyS A.C.

Efecto Útil, Monitoreo de Organismos Públicos de Derechos Humanos A.C.

El Caracol A.C.

Emilienne de León

Ernesto Tescucano Hernández

Felipe Martínez

Francisco Robles Gil Martínez del Río

Frente Ciudadano Salvemos la Ciudad

Fundación para la Justicia y el Estado Democrático de Derecho, A.C.

Gabriela Delgado Ballesteros

Gabriela Rodríguez

Gabriela Ramírez Rojas Salazar

Gloria Lidia Legorreta Navarro

IDHEAS, Litigio Estratégico en Derechos Humanos A.C.

I-legal. Derechos humanos, servicios y consultoría jurídica

Inclusión y Equidad Consultora Latinoamericana

Iniciativa Ciudadana por la Democracia y la Transparencia INCIDET A.C.

Iniciativa Ciudadana y Desarrollo Social, INCIDE Social, A. C.

Investigación, organización y acción comunitaria Altepetl A.C.

Iván García Gárate

Habitat International Coalition – América Latina

Hilda Salazar Ramírez

José Guadalupe Sánchez Suárez

Juan Carlos Medel Cabrera

Leonardo Jorge Martínez Mejía

Letra S Sida, Cultura y Vida cotidiana A.C.

Lourdes Morales Canales

Luis Daniel Vázquez Valencia

Luis Enrique Hernández Aguilar

Manuel Canto Chac

Marcia Itzel Checa Gutiérrez

Marco Antonio Pérez

Mariana González Moyo

Maria Silvia Emanuelli

Mayela Eugenia Delgadillo Bárcena

Miguel Concha Malo

Mujer y Medio Ambiente A.C.

Observatorio Eclesial

Rebeca Salazar Ramírez

Red de empoderamiento de Personas con Discapacidad en México

Red de Género y Medio Ambiente (RGEMA)

Rodrigo Chávez

Secretariado Social Mexicano, A.C. (SSM)

Sistema Nacional de Promoción y Capacitación en Salud Sexual, A. C. (SISEX)

SPATIUM LIBERTAS A.C.

Víctor Manuel Arizmendi Pérez

Visión Legislativa

Yolotli Fuentes Sánchez

Zúe Valenzuela Contreras