Autor:

I. Kant escribió que David Hume lo despertó de su sueño dogmático, y con los ojos abiertos al conocimiento de la Crítica de la Razón, con los versos del kantiano entre los poetas: Friedrich Schiller, proclamar: “No está fuera, ahí lo busca el loco; está dentro de ti, tú creas perennemente”. Así el maestro Guillermo Héctor Rodríguez (1910-1988), enseñó a sus alumnos a que la humanidad conceptualmente es la creadora del pensar, sentir y querer metódicos para construir, científica y técnicamente nuestras realidades lógicas, estéticas y éticas para plantear preguntas y responderlas críticamente. Hay otras teorías sobre esas cuestiones. Pero la más moderna es la inaugurada por Immanuel Kant (1724-1804), en continuidad con la Sofística (Protágoras, por ejemplo). Discípulo de Platón –el alias de Aristocles–, la mejor aportación de Aristóteles fue su obra en ocho libros: Política o Tratados de tema político o, Los Políticos, como nos aclara Miguel Candel Sanmartín, en su introducción al publicado con traducción y notas de Manuela García Valdés.

II. El ensayo periodístico del catedrático Víctor Gómez Pin (El País, 28 de mayo de 2016): Aristóteles nos enseñó a pensar, nos recordó que hace 2 mil 400 años nació el estagirita; quien con Platón, en general enseñaron su filosofía (a diferencia de Kant que enseñaba a filosofar), como algo terminado. En la biografía escrita por WD Ross: Aristóteles (Sudamericana) se repasa la lógica, biología, psicología, metafísica, ética, política, retórica y poética como un panorama de la obra completa del educador del celebrado Alejandro. Empero, en su tratado sobre política, el estagirita supera a su maestro Platón y nos ofrece una historia de los acontecimientos oligárquicos, monárquicos y democráticos. No simpatiza Aristóteles con la democracia; le fascina la monarquía de aquella época. Propone siempre el término medio. Y sin ambages sostiene que “el fundamento básico del sistema democrático es la libertad… cuya característica principal es el gobernar y ser gobernado por turno”.

III. Si se quiere conocer y comprender los orígenes de todos los regímenes desde sus creaciones políticas a nuestro tiempo (Varios autores, Regímenes políticos actuales; editorial Tecnos; Harold Zink, Los sistemas contemporáneos de gobierno, editorial Libreros Mexicanos Unidos), hay que estudiar la Política de Aristóteles quien parte, certeramente, de que “el hombre es por naturaleza un animal político”; y no porque así se haya nacido, sino que para postular la “insociable sociabilidad del hombre” (Enrique Serrano Gómez, La Insociable Sociabilidad: El lugar y la función del derecho y la política en la filosofía práctica de Kant, editorial Anthropos), ha de partirse de ese Corpus aristotélico y de la obra de Aristóteles, Jenofonte y otros, Las Constituciones griegas, editorial Akal). “Es preferible –dice Aristóteles– el gobierno de la ley al de los hombres… no existe un sola democracia y una sola oligarquía… de modo que no deben olvidarse las distintas variedades de regímenes… hay democracia cuando los libres y pobres, siendo mayoría, ejercen la soberanía del poder; y, oligarquía cuando el poder lo ejercen los ricos”. Así que nada como leer y estudiar este libro de Aristóteles quién a pesar de su conservadurismo y crítica a la democracia directa e indirecta de su tiempo, sus lecciones son una aportación histórica que no debe sacarle la vuelta a la revisión de las teorías políticas, digamos de Aristóteles a Hans Kelsen, Karl R Popper y John Rawls. Sin el estudio de la Política de ese pensador griego, es imposible conocer los orígenes de la teoría y práctica de la política.

Ficha bibliográfica:

Autor:                  Aristóteles

Título:                   Política

Editoriales:                         Biblioteca Básica Gredos y Porrúa-Sepan Cuantos

Álvaro Cepeda Neri

[BLOQUE: MISCELÁNEO][SECCIÓN: EX LIBRIS]

 

 

 

Comments

comments