Autor:

En plena renegociación del Tratado de Libre Comercio y la amenaza del muro de Trump en la frontera entre México y Estados Unidos, el Banco de Desarrollo de América del Norte propone construir 26 cruces fronterizos y ampliar otros 137, para facilitar el comercio binacional

El Banco de Desarrollo de América del Norte (BDAN) propondrá la construcción de 26 cruces, puentes y puertos en la frontera entre México y Estados Unidos y la ampliación de otros 137, con el objetivo de facilitar el comercio vía terrestre entre los dos países y acabar con los congestionamientos vehiculares en los pasos actuales.

Su propuesta se da en un contexto complejo, por la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y la constante amenaza del presidente estadunidense Donald Trump de construir un muro en esa misma frontera, para frenar el flujo migratorio a su país de mexicanos y centroamericanos indocumentados.

El Análisis de los proyectos de puertos fronterizos en la frontera México-Estados Unidos –elaborado para el Banco por las consultoras FOA y Texas A&M Transportation Institute– apunta que “el comercio vía terrestre entre los dos países se ha cuadruplicado desde la puesta en marcha del TLCAN. Sin embargo, la infraestructura de los cruces y puentes fronterizos no ha crecido con el mismo dinamismo, creando congestionamientos y externalidades que impactan negativamente la competitividad de la región”.

Los proyectos –que podrían iniciarse este mismo año– se darán a conocer mañana 28 de septiembre, durante la participación del doctor Calixto Mateos Hanel –director general adjunto interino del BDAN–, en el Simposio Internacional de Infraestructura en la Frontera.

Desarrollo de la frontera

El estudio del BDAN, al que Contralínea tuvo acceso, refiere que los 163 proyectos para cruces y puentes fronterizos “incluyen la construcción de nueva infraestructura, así como remodelaciones y ampliaciones a los existentes. Estos proyectos requieren de procesos de desarrollo expeditos, claros y transparentes, información actualizada para toma de decisiones, así como de fuentes de financiamiento innovadoras”.

De los más de 160 cruces y puentes, indica que 21 nuevos y 130 ampliaciones ya estaban contemplados en los Planes Maestros Fronterizos Regionales.

Al referirse a la actual relación bilateral, el Banco indica que el fortalecimiento de la infraestructura fronteriza representa un gran reto, pues “se debe lograr la concurrencia en tiempos y con el respeto absoluto a los procesos y decisiones internas que sólo competen a cada país”.

No obstante, en su estudio Análisis de los proyectos de puertos fronterizos en la frontera México-Estados Unidos indica que la frontera requiere cruces y puentes fronterizos competitivos, de clase mundial, con un alto nivel de seguridad y servicios al usuario acordes con las necesidades de movilidad.

El BDAN tiene por objetivo financiar proyectos de infraestructura a lo largo en la frontera común entre México y Estados Unidos, al ser una institución financiera establecida y capitalizada en partes iguales por ambos gobiernos.

Según datos oficiales, para apoyar 240 proyectos en comunidades de ambos lados de la frontera, contrató financiamiento por más de 2 mil 852 millones de dólares en créditos y recursos no reembolsables al 31 de agosto de este año.

Resumen Ejecutivo-Analisis Proyectos de Cruces y Puentes Fronterizos

Dichos proyectos representan una inversión total superior a los 8 mil 600 millones de dólares y benefician aproximadamente a 16.4 millones de residentes en los dos países.

Considerada como la más dinámica del mundo por los flujos comerciales y de personas, la frontera entre México y Estados Unidos tiene una extensión de 3 mil 141 mil kilómetros. De acuerdo con el estudio Panorama actual de la frontera entre México y Estados Unidos (junio de 2017), elaborado por el Centro de Estudios Internacionales Gilberto Bosques, “cada día se realizan más de 1 millón de cruces legales de personas y 300 mil de vehículos, de los cuales más de 70 mil son camiones de carga”.

Según el análisis, “si se les contempla como una sola economía, los 10 estados fronterizos (California, Arizona, Nuevo México y Texas, del lado estadunidense; y Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas, del mexicano) representan la cuarta economía mundial. En el caso de México, el impacto de los estados fronterizos en el producto interno bruto nacional es de 21 por ciento”.