Autor:

La Organización de las Naciones Unidas (ONU) condenó este 18 de septiembre el feminicidio de Mara Fernanda Castilla Miranda, joven estudiante de 19 años. A través de su Oficina en México para la Igualdad de Género y el Empoderamiento de las Mujeres y la Oficina en México del Alto Comisionado para los Derechos Humanos, expresó su profundo dolor e indignación por este caso.

Ambas instancias recordaron por medio de un comunicado de prensa que Mara Fernanda Castilla desapareció el 8 de septiembre, mientras se trasladaba a su hogar en un servicio de transporte privado, y que las autoridades hallaron su cuerpo –con señales de violencia sexual– 7 días después.

Por ello, las oficinas de ONU Mujeres y ONU-DH en México llamaron a las autoridades “a garantizar una investigación efectiva bajo los estándares de debida diligencia y con perspectiva de género de la desaparición y el feminicidio de Mara Fernanda Castilla, garantizando el agotamiento de todas las posibilidades respecto de la autoría y motivos del crimen, evitando en todo momento la estigmatización de la víctima”.

Para las instancias internacionales, dichas “actitudes estigmatizantes contra las víctimas son una muestra tangible de los estereotipos de género que siguen enfrentando las mujeres y las niñas”.

El feminicidio de la estudiante universitaria Mara Castilla “se produce en un contexto de extrema preocupación por la desaparición de mujeres en Puebla, estado en el que hay al menos 824 mujeres desaparecidas”, indican.

Según la ONU Mujeres y la ONU-DH, “Puebla es la única entidad del país con mayor número de mujeres que hombres víctimas de desaparición y es la tercera entidad con un mayor número de mujeres desaparecidas. Las desapariciones de mujeres a menudo están vinculadas con otras formas de violencia de género, como la violencia sexual, la trata o los feminicidios”.

Por ello, indican, “es esencial revisar las actuaciones de búsqueda e investigación con perspectiva de género, con un despliegue inmediato de todas las acciones de búsqueda pertinentes en cada caso”.

Las instituciones agregan que se debe atender de manera urgente la alarmante situación que padecen las mujeres en el país. “En 2016, 7.3 mujeres fueron asesinadas cada día en México, lo que evidencia la violencia generalizada contra mujeres y niñas, siendo el feminicidio su expresión más extrema. Ningún caso de asesinatos de mujeres y feminicidios debe quedar en la impunidad. ONU Mujeres y ONU-DH llaman a invertir en prevención para poner fin a las causas estructurales de la violencia y la desigualdad; poner fin a la impunidad e investigar diligentemente todos los casos de desapariciones de mujeres y de feminicidios, y garantizar el acceso a la justicia”.

Aunado a lo anterior, pusieron a disposición de las autoridades mexicanas el Modelo de protocolo latinoamericano de investigación de las muertes violentas de mujeres por razones de género.

Nancy Flores

 

Tags: