Autor:

Trabajadores del Sindicato Independiente de Trabajadores de La Jornada (Sitrajor) se manifestaron frente a las oficinas del jefe de gobierno de la Ciudad de México, Miguel Ángel Mancera Espinoza, con mantas que exigían la reinstalación en sus puestos de trabajo.Trabajadores de la Jornada

Hasta la tarde de ayer, la empresa Desarrollo de Medios SA de CV (Demos) había despedido a ocho de los trabajadores que, afiliados al Sitrajor, participaron en la huelga del 30 de junio pasado.

La secretaria General del Sitrajor, informó que ayer despidieron a seis compañeros más. “A partir de las ocho de la mañana ya no dejaron entrar a una compañera de recepción; dos de cobranzas, a medio día llamaron a una secretaria para decirle que ya no tenía lugar en La Jornada, que aceptara su liquidación en ese momento o sino después ya no iba a haber ningún acuerdo; en la noche, cuando llegó Antonio Vera, con 33 años de antigüedad y fundador, tampoco lo dejaron pasar…”.

Manuel Fuentes, presidente de la Asociación Nacional de Abogados Democráticos, comentó en entrevista que la actitud de la empresa es muy grave, “hace mucho que no tenía conocimiento de un caso similar, en el cual se está castigando a los trabajadores por defender su Contrato Colectivo de Trabajo. Ya la Junta de Conciliación y Arbitraje emitió un laudo, ellos se ampararon contra esa resolución, llevaron a cabo una huelga que se declaró inexistente de una manera apresurada y, aun así, presentan denuncias penales…”.

“No había visto hace tiempo, a ningún tipo de empresa; incluso la más conservadora y agresiva, en contra de los trabajadores que pudiera hacer ese tipo de acciones”, dice el abogado de la ANAD.

Contralínea tiene copia de la carta entregada al jefe capitalino, en la que representantes de sindicatos y organizaciones sociales, de mujeres y derechos humanos, solicitan su intervención “para que busque una solución al conflicto que existe en el periódico La Jornada; donde además de que la empresa no cumple con las prestaciones del Contrato Colectivo de Trabajo de enero a la fecha, y después de la huelga del 30 de junio, Demos se comprometió por escrito a que no habría despidos…”.

 

Trabajadores de la Jornada

Trabajadores de la Jornada