Autor:

I. Irrumpe el rito sucesorio presidencial. Y como aquel rey que va desnudo creyendo que viste sus mejores trajes, los autoprecandidatos van mostrando el trasero con la gangrena de sus corrupciones, abusos, raterías, promiscuidad sexual y pederastia, presumiendo sus divorcios tras maltratar a sus mujeres (que en el Estado de México se muestra con miles de feminicidios), y la ambición de montarse en el cargo presidencial para más y peor de lo mismo –del alemanismo a la fecha–, con el Partido Revolucionario Institucional (1946), el Partido Acción Nacional (1939), hasta ahora los del ping pong en la silla embrujada por Antonio López de Santa Anna, Porfirio Díaz, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y el que siga. Salvo si hay excepción en la regla, con Andrés Manuel López Obrador, Margarita Zavala, Miguel Ángel Osorio Chong, Ricardo Anaya, José Narro, Eruviel Ávila, Miguel Ángel Mancera, Aurelio Nuño, José Antonio Meade, Luis Videgaray, Rafael Moreno Valle, Manlio Fabio Beltrones, Emilio Álvarez Icaza, Ivonne Ortega, Silvano Aureoles, etcétera. Porque en el libro no está el Bronco, ni Ferriz ni, para coronar la incontenible corrupción política y económica, Javier Duarte (el amigo-cómplice de Enrique Peña, extraditado para el teatro sucesorio de elecciones que disfrazan la reelección por 10 ocasiones del PRI y dos del PAN, que dejaron a la nación como las 11 presidencias de Santa Anna y los 32 años del porfiriato.

II. Las biografías de los antes citados aparecen en el libro Los suspirantes, 2018, coordinado por Jorge Zepeda Patterson, autor de la de López Obrador. Sandra Lozano se encarga de Margarita Zavala, y Ricardo Raphael de Osorio Chong. Salvador Camarena desnuda más a Ricardo Anaya; y pasa por las armas de la crítica a Nuño Mayer, el antivasconcelos con parecido al Vera Estañol del huertismo. Rita Varela le receta antibióticos a Narro, el médico de la mafia de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional Autónoma de México. Humberto Paggett le quita el escapulario bendecido por el obispo Onésimo a Eruviel Ávila, antes de matrimoniarse por segunda vez (en una imagen donde parece que está entregando a su hija). Alejandro Páez Varela, con su periodismo de investigación, retrata a Miguel Ángel Mancera (el de los Bisquets Obregón, pez en las aguas del perredismo, peñismo y panismo). Maité Azuela, al de las misas los domingos y el “bien, gracias a Dios” de Meade Kuribreña, ni panista ni priísta ni perredista ni morenista, sino todo lo contrario. Y de nuevo Rita Varela se ocupa de los que quieren suspirar: Moreno Valle, Beltrones, Álvarez Icaza, Ivonne Ortega, Aureoles.

III. Es un libro de 375 páginas con las fotografías de los 15 aspirantes-suspirantes en la portada. Son biografías efímeras. Ninguna ofrece a un proyecto de estadista. Y salvo la trayectoria administrativa, legislativa y partidista del economista y político Beltrones Rivera, la mayoría son datos personales de burócratas que persiguen el poder por el poder, sin ninguno de los elementos weberianos ni de los señalados por Hannah Arendt en ¿Qué es la política? Pero esas biografías con rigor periodístico e investigación veraz sirven para tener a la mano 15 trabajos excepcionales, uno de los cuales puede ser el próximo presidente del montón que ha desgobernado a la nación, con dos o tres excepciones. Pero son los que sin siquiera una pizca de carisma y su diarrea retórica andan como osos al son del pandero, con sus acarreados y con el dinero robado, para comprar apoyos y votos.

Ficha bibliográfica:

Autores:              Maité Azuela, Salvador Camarena, Páez Varela, Humberto Padgett, Rita Varela, Ricardo Raphael, Sandra Lozano y Jorge Zepeda

Título:                   Los suspirantes

Editorial:              Temas de Hoy, 2017

Álvaro Cepeda Neri

cepedaneri@prodigy.net.mx

[Ex Libris]

 

 

Contralínea 553 / del 21 al 27 de Agosto de 2017

Comments

comments