Nuestros lectores

Autor:

UNAM solicita disculpas a Contralínea por una columna de la sección de Opinión

Sr. Jorge Meléndez

Defensor de la Audiencia

Contralínea

Presente

Señor defensor:

Me refiero a un texto firmado por un señor Zósimo Camacho, publicado en la versión digital de Contralínea, el 16 de julio pasado, titulado “La UNAM tras las rejas”.

Desde el primer párrafo, el autor del texto comete diversas imprecisiones y hace una serie de consideraciones personales –por demás irrelevantes–; sin embargo, se atreve a hacer una acusación grave sin presentar prueba alguna: palabras más, palabras menos, dice que la venta de drogas en Ciudad Universitaria se debe a “la corrupción y abierta complicidad entre narcomenudistas e integrantes de la estructura de gobierno universitaria”.

Le solicito atentamente, señor defensor, que el autor del texto o la publicación precisen quiénes son los integrantes de la estructura de gobierno universitaria que, según afirman, están en complicidad y que presenten las pruebas.

De lo contrario, me parece que tanto el autor y la publicación deberán retractarse de sus afirmaciones sin fundamento y disculparse públicamente con sus lectores y con la comunidad universitaria.

Atentamente

 “Por mi raza hablará el espíritu”

Ciudad Universitaria, Cd. Mx, 25 de julio de 2017

El director general de Comunicación Social

Mtro. Néstor Martínez Cristo

Respuesta del reportero

Doctor Enrique Luis Graue Wiechers, rector de la Universidad Nacional Autónoma de México:

No sería este reportero el que tendría que disculparse con la comunidad universitaria, como demanda su director general de Comunicación Social, Néstor Martínez Cristo. Quienes tendrían que disculparse con los universitarios son precisamente aquellos que, por ineptitud o por comisión, han sumido a la máxima casa de estudios del país en una de las peores crisis de su historia: con asesinados, desaparecidos y violentados sexualmente en los últimos años dentro de sus instalaciones. Y con graves casos de corrupción, como el que documentó Contralínea y que, hasta la fecha, permanece en la impunidad: fraude, desvío de recursos, elaboración de facturas apócrifas y sobreprecios por más de 20 millones de pesos, que consta en la auditoría DGRIRP/DERE/01/2015 y que la administración que usted encabeza decidió clasificar como “confidencial”. Los responsables directos de tales desfalcos no sólo no fueron castigados sino que se les dotó de protección. Los responsables de este desastre en la Universidad son quienes tendrían que disculparse, además, con los familiares de los estudiantes muertos en el campus.

Periodistas de varios medios han documentado la total libertad con la que operan los narcomenudistas en Ciudad Universitaria. Yo mismo he sido testigo, y lo he narrado en mi columna Zona cero, de la venta y consumo de varios tipos de droga a plena luz del día y ante la mirada de integrantes de Vigilancia UNAM e, incluso, de funcionarios que caminan por esos mismos espacios. Pero otros periodistas han ido más allá y han documentado no sólo permisibilidad sino complicidad. Uno de ellos, David Fuentes, de El Universal, quien incluso fue amenazado por integrantes del Cártel de Tláhuac, pudo establecer que “la célula vende todo tipo de drogas en el lugar conocido como El Frontón, con ganancias que oscilan entre los 100 mil y los 150 mil pesos diarios. En esa ruta, se descubrió que empleados de vigilancia y administrativos hacen las veces de halcones para alertar a los narcomenudistas” (sic). Señor rector, su funcionario Martínez puede enterarse, si consulta el diario El Universal del 22 de junio de 2017.

Es raro que a su vocero no le guste el escrutinio público y la crítica abierta. Tendría que saber que a eso se exponen todos los funcionarios.

Doctor Graue, es lamentable que su administración haya decidido que la comunicación entre la Universidad y Contralínea sea por medio de misivas. Mejor sería que la oficina de su director de Comunicación Social atendiera las solicitudes de entrevistas que por meses hemos presentado para temas que ya hemos publicado y otros que están en proceso de investigación.

Zósimo Camacho

[NUESTROS LECTORES]

 

 

Contralínea 550 / del 31 de Julio al 06 de Agosto de 2017

Comments

comments