Autor:

La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) clausuró una construcción en el predio “La Palma”, en Valle de Bravo, Estado de México, por no contar con estudio de Impacto Ambiental de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnt), y sancionó a siete comercios de servicios turísticos con multa de 101 mil 911 pesos, en Cabo San Lucas, Baja California Sur.

En Valle de Bravo, la Profepa detectó obras de la empresa Desarrollos Avándaro, S.A. de C.V., por la supuesta reubicación de un bordo en dicho predio para rehabilitación de un depósito de agua.

Se observó remoción de tierra y cubierta vegetal en una superficie de 6,100 metros cuadrados, de los cuales aproximadamente 1 mil, con una profundidad de 4 metros, corresponden a la plantilla del bordo, mientras que el resto de la superficie sería utilizada con los implementos necesarios para el buen funcionamiento del bordo.

            El bordo se encuentra cubierto de un material plástico color blanco, así mismo, en la base de uno de los taludes del bordo, se observó tubería de policloruro de vinilo (PVC)  de 40 metros de largo, la cual se encuentra conectada a una llave de paso. La Profepa determinó imponer como medida de seguridad la clausura total temporal de las obras y actividades,

Por otra parte, la Profepa multó con 101 mil 911 pesos a siete establecimientos comerciales  ubicados en la zona donde desemboca el arroyo Salto Seco al mar, en Cabo San Lucas, Baja California Sur, por no contar con autorización de Impacto Ambiental que expide la Semarnat.

Se constató el funcionamiento de estos establecimientos en Zona Federal Marítimo Terrestre y ecosistema costero, inmersos dentro del Área de Protección de Flora y Fauna Cabo San Lucas, requiere contar con autorización en materia de Impacto Ambiental emitida  por la Semarnat.

Ante el incumplimiento, se procedió a interponer querella ante la Procuraduría General de la República, con el fin de que se investiguen los hechos denunciados y se lleven a cabo el proceso penal a que haya lugar.

José Réyez

 

Comments

comments