Autor:

La organización internacional Reporteros sin Fronteras condenó el asesinato del periodista hondureño Edwin Rivera Paz, ocurrido el pasado 9 de julio en Veracruz. “A plena luz del día”, hombres armados lo acribillaron “a sangre fría en plena calle”.

Por ello, pide que se realice una investigación pronta y exhaustiva. Emmanuel Colombié, director del Despacho América Latina de la organización, exhorta a las autoridades mexicanas y hondureñas a colaborar en la indagatoria y a estudiar todas las hipótesis, “para que este odioso crimen no permanezca en la impunidad, como tantos otros”.

Según Reporteros sin Fronteras, Rivera Paz se había refugiado en México por miedo a represalias, pues el 17 de enero pasado Igor Padilla, compañero de trabajo, fue asesinado en Honduras.

“El periodista presentó ante las autoridades mexicanas una solicitud para obtener el estatus de refugiado. Edwin Rivera Paz obtuvo el acuerdo de la Comisión Mexicana de Ayuda a Refugiados, que le otorgó a él y a un miembro de su familia medidas de protección. En espera de obtener oficialmente este estatus, Edwin permaneció Acayucan, donde realizaba reportajes fotográficos y videos sobre la vida de los refugiados que se encontraban en el lugar”, refiere la organización a través de un comunicado.

Para Emmanuel Colombié, “la violencia contra la prensa azota Veracruz desde hace mucho tiempo, esta situación no puede durar más”.