Autor:

Ahora que está de moda el secuestro de información a cambio de dinero, con los virus WannaCry o recientemente Petya, la empresa PhotoBucket –que ofrece servicio de hospedaje gratuito de fotografías en internet– se suma y secuestra las fotos que sus usuarios han subido durante años.

[bctt tweet=”Ofreció servicio gratuito por años, ahora cobra y bloquea las imágenes” username=”contralinea”]

La empresa surgió en 2003. Desde entonces ofrecía el servicio gratis y obtenía sus recursos mostrando publicidad a sus usuarios al momento de subir los archivos. Actualmente hospedan más de 10 mil millones de imágenes y cuentan con 100 millones de usuarios registrados, quienes ahora están furiosos.

Todas las fotos que se subieron de forma gratuita han dejado de verse. En su lugar aparece un texto invitando a suscribirse al servicio pagado para recuperar la capacidad de desplegar esas imágenes donde se hayan insertado: sitios web, foros, etcétera.

El temor de usar un sitio web que ofrece un servicio gratuito se hizo realidad: que de pronto deje de existir o decida cambiar su modo de hacer dinero.

¿Pero para qué servía Photobucket?

Desde su sitio web permitía subir imágenes de forma gratuita en sus servidores. Así los usuarios podían incrustarla en otros sitios web, foros o blogs. Quienes más se han visto afectados son quienes utilizaron esas imágenes en sus anuncios de Ebay o Amazon. También, por ejemplo, quienes hicieron un tutorial en línea que estuviera acompañado de imágenes de la pantalla como ejemplo para seguir las instrucciones. También permitía mostrar una imagen de la pantalla de un usuario para mostrar mensajes de error o fallas en sus equipos. Muchas personas sin muchos conocimientos de cómo compartir una imagen con otros lo utilizaban el servicio por su sencillez. Asimismo era útil para quienes no querían saturar el servidor de su página web con imágenes que parecen ligeras, pero cuando se van juntando resultan un gran lastre.

Si entras a algún foro seguramente encontrarás en casi todos lados que las imágenes desaparecieron y en su lugar se encuentra la invitación a contratar el servicio.

En la misma situación de hospedar imágenes y saturar con el peso de ellas la capacidad y el espacio en un servidor, está también el problema del ancho de banda, mismo que se explica aclarando que cada imagen o video que se descarga de una página al visitarla consume una cantidad regularmente limitada que, al pasar de una cierta cantidad, puede representar un costo extra.

Por ello empresas que ofrecen de forma gratuita el hotlinking –que es el hospedar imágenes que se pueden incrustar en sitios web de terceros sin representar reducción de espacio o gastar transferencia de los archivos, lo que significa que dichas empresas hospedan los archivos sin costo alguno en sus propios servidores– son muy populares. Algunas que podemos recordar son Imgur, ImageShack y la mencionada en esta columna, Photobucket.

Photobucket, de manera unilateral (como lo permite el contrato de aceptación, ese que nunca leemos), a partir del 26 de junio de 2017 cambió las reglas. A partir de entonces ya no permitió el hotlinking. Así que las imágenes simplemente no se muestran. En su lugar aparece un mensaje solicitando 400 dólares para actualizar sus cuentas y volver a mostrar todas las imágenes que se tengan hospedadas. Sí, suena a un chantaje. Incluso hay quejas de que no se realizó un aviso o advertencia.

Así mucha gente pasó de estar ahorrando un poco de dinero a que ahora una empresa tenga secuestradas todas sus imágenes. El descargar una por una y reemplazarlas en otro servicio sería una tarea muchas veces imposible. En el mejor de los casos, si fueran unas cuantas, una tortura temporal.

Fue un gran cambio de plan de negocios: de ofrecer un servicio gratuito a obligar a pagar una gran cantidad de dinero que de invertirla en un servidor propio podría soportar en muchos casos esas imágenes de forma independiente, lo que en general no hacen porque no tienen ese dinero.

Parece un intento desesperado y arriesgado el ponerse en contra a sus millones de usuarios gratuitos. La guerra de memes será sólo el principio. Y el terror de los usuarios será mucho mayor si las otras empresas deciden empezar a cobrar.

Nos encontramos ante el dilema del negocio: gratis o de cobro

A continuación te ofrecemos algunas alternativas de servicios similares: Imgur (http://imgur.com/); TinyPic (http:/tinypic/.com/); Cubeupload (https://cubepload.com); Flicky (https://www.flickr.com/): aunque Flickr ha sido usado por muchos fotógrafos durante años, si situación está en riesgo por la compra de Yahoo, así que úsenla bajo su propio riesgo.

Más información: http://photobucket.com/terms y http://Photobucket.com/p500/.

Gonzalo Monterrosa

[BLOQUE: MISCELANEO][SECCIÓN: SOCIEDAD BETA]

 

Contralínea 547 / del 10 al 16 de Julio de 2017