Autor:

La madrugada de este miércoles 5 de junio, la policía del estado de Tlaxcala arremetió contra las alumnas de la Escuela Normal Rural Benito Juárez García, de Panotla, que se encontraban realizando una protesta en la Unidad de Servicios de Educación (USET) del gobierno de la entidad.

Las alumnas denuncian que fueron golpeadas durante los primeros minutos de este día. Además, los cuerpos policiacos encerraron dentro de las instalaciones de la USET a 30 estudiantes, una de ellas con lesiones que parecen “graves”.

La Federación de Estudiantes Campesinos Socialistas de México (FECSM), organización que aglutina a los alumnos de todas las normales rurales del país, ha emitido una alerta para sus agremiados, en la que exhortan a apoyar las movilizaciones de las alumnas de Panotla.

El gobierno del estado, encabezado por el priísta Marco Antonio Mena Rodríguez, incumplió los acuerdos alcanzados con las normalistas  el mes pasado. Por ello, las estudiantes reanudaron las protestas.

Resulta que, a pesar de la minuta firmada con la que concluyeron las movilizaciones de junio, el gobierno del estado decidió reducir el número de estudiantes de nuevo ingreso. Las autoridades de Tlaxcala pretenden suprimir 59 espacios para dejar en 61 los lugares para las alumnas de primer año del próximo ciclo escolar.

Mediante un comunicado, la FECSM exige la apertura de una mesa de diálogo entre las estudiantes de Panotla y las autoridades de la entidad, la reparación “de los daños ocasionados a nuestras compañeras y el respeto a la minuta de acuerdos”.

Zósimo Camacho