Autor:

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ONU-DH) pidió a las autoridades que esclarezcan completamente la desaparición del periodista Salvador Adame Pardo, director del Canal 4TV de Nueva Italia, ocurrida el 18 de Mayo en Michoacán.

También les solicita que agoten “todas las líneas de investigación, incluidas las relacionadas con su actividad periodística”. Lo anterior, luego de que la Procuraduría General de Justicia de Michoacán identificara los supuestos restos mortales de Adame Pardo, pero la familia rechazara esa versión.

“La ONU-DH recuerda que en casos de desaparición de personas es fundamental contar con la participación de la familia de la víctima durante todo el proceso. Las autoridades pertinentes tienen la obligación y la familia de la víctima el derecho a ser informada directamente sobre la investigación y no a través de terceros, incluyendo medios de comunicación, a contar con acompañamiento sicosocial de calidad, a que se garantice su protección efectiva y el resto de derechos previstos en la legislación mexicana y en el marco internacional de derechos humanos”, indica a través de un comunicado.

Agrega que “en los casos en los que la persona desaparecida haya fallecido, es necesario garantizar que el proceso para identificar sus restos mortales sea conducido conforme a los más altos estándares científicos, y comunicado a la familia por parte de los expertos que hayan participado en el mismo, explicando plenamente el proceso y solucionando todas las inquietudes que la familia pudiera tener al respecto. Cuando existan dudas sobre la identificación de los restos, se deben llevar a cabo peritajes independientes”.

Por ello, la ONU-DH pide a las autoridades michoacanas que la investigación y la atención a la familia del periodista cumplan esos estándares.

La Oficina en México del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos recuerda “que el gremio periodístico no ha sido ajeno al flagelo de las desapariciones en México. De 2005 a la fecha, la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha registrado 20 desapariciones de periodistas, a las cuales se suma la del señor Salvador Adame. Además, al menos siete periodistas han sido asesinados en 2017. Lo anterior confirma a este año como uno de los más peligrosos para quienes ejercen la libertad de expresión en México”.

Nancy Flores

Tags: