Autor:

La Campaña Luis Fernando Libre informa que el último recurso jurídico del joven Luis Fernando Sotelo Zambrano para alcanzar su libertad es el amparo directo que le dicte libertad inmediata. “Tenemos claro que esta lucha debe ser jurídico-política”. Por ello, los integrantes de la campaña convocan a participar en un mitin que se solidarice con el anarquista de 23 años de edad y exija su liberación.

El mitin se realizará el próximo 3 de julio a las 10 de la mañana a las afueras del Segundo Tribunal Colegiado en Materia Penal, ubicado en la avenida Revolución, 1508, Guadalupe Inn, de la Ciudad de México, cerca de la estación Barranca del Muerto del Sistema Colectivo Metro.

Luis Fernando Sotelo Zambrano se encuentra preso en el Reclusorio Sur desde hace 2 años y 7 meses, cuando fue detenido acusado de, supuestamente, participar en el incendio de una unidad del Metrobús. En un proceso plagado de irregularidades, fue sentenciado primero a 33 años 5 meses de prisión y después se le redujo la pena –por una apelación– a 13 años 15 días de prisión más la reparación del daño por aproximadamente 9 millones de pesos.

Los hechos que se le imputan sucedieron el 5 de noviembre de 2014 en la avenida Insurgentes, en la estación Ciudad Universitaria, cuando la unidad fue interceptada por un grupo de alrededor de 20 personas con el rostro cubierto y, luego de que bajara a los pasajeros y al chofer, incendiada. Ese día se realizaba una serie de protestas en el marco de la tercera jornada global por Ayotzinapa. Los estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos habían sido desaparecidos de manera forzada 39 días antes.

Policías de la Ciudad de México ingresaron al campus universitario y detuvieron y golpearon a estudiantes que, se comprobó en días posteriores, no habían participado en la quema de la unidad de Metrobús ni en las protestas. Apresaron a Sergio Pérez Landero, entonces de 33 años de edad, y a Luis Fernando Sotelo Zambrano, quien contaba con 20 años de edad.

Sergio Pérez, estudiante del doctorado en ciencias biomédicas, fue presentado como uno de los “perpetradores”. El chofer de la unidad aseguró que Sergio Pérez Landero estaba entre los que incendiaron el vehículo. Un video captado por las cámaras del Instituto de Biología de la Universidad demostró que el alumno salió de dicho inmueble casi una hora más tarde de cuando se suscitaran los hechos que le imputaban. Por ello fue liberado y absuelto.

Luis Fernando, estudiante del plantel 6 de la Escuela Nacional Preparatoria, negó participación en los hechos, pero se reivindicó anarquista e integrante del Colectivo Ollin Meztli y de la Cooperativa Ik’ Otik; adherente a la Sexta Declaración de la Selva Lacandona y solidario con el Congreso Nacional Indígena. Desde esa noche, Luis Fernando Sotelo está encerrado en el Reclusorio Sur Preventivo. Las únicas “pruebas” que lo incriminan son las declaraciones del chofer que también había incriminado a Sergio Pérez.

El Congreso Nacional Indígena también demanda la libración de Sotelo Zambrano. “Saludamos la movilización nacional e internacional llamada Luis Fernando Libre” y “a Luis Fernando le decimos que estamos, que seguimos y que no dejaremos de reconocernos como uno solo y exigir su libertad, pues sabemos que el enemigo es el mismo y sólo con la lucha de abajo derribaremos los muros que nos imponen”.