Autor:

La empresa textil Acaprint, S.A. de C.V. fue clausurada a consecuencia de un irregular manejo y almacenamiento de sus residuos peligrosos. La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) verificó su funcionamiento, ubicada en el Boulevard Miguel Alemán Km. 2, del municipio Lerma, Estado de México.

A través de un comunicado, la Profepa informó que la empresa “no cuenta con el registro como generador de residuos peligrosos de varios elementos, entre los que se encuentran: lámparas fluorescentes, aceite gastado, envases vacíos que contuvieron materias o residuos peligrosos, materia prima caduca, lodos residuales, solidos impregnados con aceite, pigmentos ni residuos provenientes del blanqueado y pasta de colores”.

Acaprint, S.A. de C.V. “omitió los estudios de Corrosividad, Reactividad, Inflamabilidad y Toxicidad, que permiten determinar si dichos residuos son peligrosos o no, mismos que fueron almacenados sobre suelo natural, generando un riesgo potencial al medio ambiente”.

De la inspección se deriva que los almacenes de la empresa se encuentran saturados de residuos, sin bitácora y siendo almacenados por más de seis meses, lo que contraviene las disposiciones de ley.

Contralínea documentó que 7 de cada 10 ríos en México se encuentran contaminados. Información de la Comisión Nacional del Agua indicó que “el 70 por ciento de los recursos de agua dulce en México están afectados por la contaminación y el 31 por ciento se describe como extremadamente contaminado. Las descargas constantes y ‘permitidas’ son las principales fuentes de polución” (Edición 403).

Érika Ramírez