Autor:

En su más reciente informe e índice sobre los peligros que enfrenta la niñez en el mundo, por primera vez Save the Children analiza el impacto de los homicidios y concluye que al menos 200 niños son asesinados diariamente mientras los embarazos precoces y los homicidios sitúan a México en el lugar 90 del índice por debajo de países como Palestina o Tailandia.

El informe concluye que al menos para 700 millones de niños y niñas -y probablemente para cientos de millones más- la promesa de vivir y desarrollar plenamente su infancia se ha desvanecido antes de tiempo. Esto se debe a diversas razones, como la violencia extrema y el conflicto -que suelen obligar a las familias a abandonar sus hogares-, el matrimonio y embarazo precoz, el trabajo infantil, problemas de salud y la imposibilidad de ir a la escuela.

Además, por primera vez Save the Children analiza el impacto del homicidio infantil y concluye que todos los días, más de 200 niños y niñas en el mundo mueren asesinados, principalmente en países Latinoamericanos como consecuencia del aumento de los índices de violencia.

El Índice Peligros para la Niñez, compara la situación de 172 países a través de ocho indicadores o definidores de eventos de vida que señalan el final de la niñez o la reducción de la expectativa de la infancia. Dentro de este ranking México ocupa el lugar 90 posicionándose muy por debajo de países como Cuba, Argentina, Palestina o Tailandia.

“En México son en su mayoría niñas y niños pobres o de origen indígena quienes sufren los estragos de la desnutrición crónica, las muertes prevenibles antes de los cinco años, los matrimonios precoces, la falta de acceso a la educación y la explotación y el trabajo infantil, resultados de decisiones que les excluyen, de manera intencional o por negligencia, es decir por descuido o desatención”, subraya el informe..

No obstante, las mayores preocupaciones que resalta este informe para México son la persistencia de los altos índices en embarazos precoces y los homicidios.

México es el país de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) con la tasa más alta de embarazos adolescentes. En el año 2015 se estimó que 1 de cada 5 mujeres entre 15 y 19 años tuvo al menos un hijo, gran parte de ellas tenía un nivel educativo bajo. Por otra parte, en ese mismo año se registraron 5 mil 218 nacimientos en madres menores de 15 años, casos que posiblemente están relacionados con episodios de violencia sexual.

Por otra parte, la persistencia de la violencia armada ha impactado de la forma más cruel a  niñas, niños y adolescentes. Diariamente son asesinados 2.8 adolescentes entre 15 y 17 años de edad. De continuar con esta tendencia para 2030 cerca de 20 mil adolescentes no celebrarán su cumpleaños número 18.