Autor:

Madres, padres y estudiantes de la Escuela Normal Rural Raúl Isidro Burgos, de Ayotzinapa, Guerrero, fueron golpeados y retenidos por elementos de la Policía Federal en Cancún, Quintaba Roo, sede de la 47 Asamblea General de la Organización de Estado Americanos.

Los padres de familia y los alumnos pretendían ingresar al evento internacional para demandar justicia en el caso de los 43 estudiantes desaparecidos por policías y narcotraficantes en Iguala, Guerrero, entre la noche del 26 y la mañana del 27 de septiembre de 2014.

Alrededor de 100 efectivos policiales –señala el Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan, organización que acompaña a los familiares de las víctimas en su demanda de justicia– formaron una valla para impedir el paso a los manifestantes.

“Madres, padres y normalistas fueron replegados y agredidos física y verbalmente, impidiéndoles su derechos a la libre manifestación”, señala el comunicado de Tlachinollan.

Con estos hechos, señala la organización, queda en evidencia el “doble discurso por parte del gobierno mexicano”.