Nuestros lectores

Autor:

Denuncian agresión policiaca a estudiantes normalistas rurales

El pasado viernes 2 de junio, alumnas de la Normal Rural Justo Sierra Méndez, en Cañada Honda, Aguascalientes, fueron desalojadas por la policía estatal y municipal, mientras realizaban una marcha conmemorativa por la represión que sufrieron en 2010, donde policías federales ingresaron con violencia a las instalaciones de la Normal.

Posteriormente los estudiantes se resguardaron en las instalaciones de la Normal Justo Sierra Méndez, a donde también llegaron policías estatales y municipales y amenazaron exigiendo que salieran todos los hombres del lugar o tomarían por la fuerza las instalaciones de la escuela-internado.

Las amenazas continuaron hasta el día 3 de junio, cuando elementos de la policía nuevamente quisieron ingresar por la fuerza aventando un auto contra la puerta trasera de la Normal, y diciendo a las alumnas que si no abrían en los próximos días actuarían con más fuerza.

Al 7 de junio el acoso policiaco continuaba para desalojar la Normal Rural por la vía violenta. Con esto, aumenta el riesgo de cierre definitivo y violento de la escuela.

Durante la marcha del 2 de junio pasado, las alumnas hacían también un llamado al  Instituto de Educación de Aguascalientes (IEA) y al director general de Gobernación de Normales del Estado para que respete la tradición histórica de la Normal de aceptar el ingreso exclusivo de mujeres, así como el compromiso de 120 alumnas y no de 100 como se anunció el pasado 30 de mayo.

A esta marcha asistieron también alumnos de las normales rurales de Guerrero, Durango y Estado de México para mostrar su solidaridad con sus compañeras. Los policías estatales y municipales se pararon frente al contingente y luego comenzaron a avanzar replegando a los estudiantes, quienes se resguardaron en los camiones mientras los policías rompían los vidrios de los mismos.

Estos hechos se suman a las agresiones que han sufrido otras normales rurales del país, con lo que se pretende acabar con este tipo de espacios educativos que históricamente han dado oportunidades educativas al sector obrero y campesino del país.

Por lo anterior, el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero hace el más enérgico llamado a las autoridades mexicanas en todos los niveles, así como a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos para que, con fundamento en los Artículos 1, 2, 8 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; artículos 4 y 5 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, realicen las acciones necesarias, en el ámbito de sus competencias, tendientes a brindar la más alta protección a la integridad y la vida de las estudiantes de la Normal Rural Justo Sierra Méndez.

Atentamente,

Citlalli Cleto Bustamante

Área de Documentación

Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

Alertan que grupo de choque golpeó a mujeres defensoras de su territorio en Atenco

Cerca de las 10:30 horas del 6 de junio de 2017 un grupo de mujeres se plantaron en una calle de la comunidad campesina de San Salvador Atenco, Estado de México, para impedir el paso de camiones de carga pesada que ponen en riesgo a niños, adolescentes y adultos que transitan por esa calle para dirigirse a su escuela o al centro de salud. Los camiones se dirigían a un depósito de materiales para la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM), al que la comunidad se opone.

Sin embargo, protegiendo estos camiones de carga iba un grupo de choque de más de 200 “golpeadores”, quienes agredieron físicamente a las mujeres que se encontraban en el lugar. Alrededor de 10 de ellas resultaron lesionadas.

Posteriormente, el grupo de choque plantó un campamento en la zona, de donde –dicen– no se moverán. Además están intimidando a la población para que no emprenda ningún tipo de acción.

Estas acciones intimidatorias y de violencia son atribuidas a Alejandro Santiago López, quien desde hace unos meses ocupa el puesto de comisariado ejidal y que ha sido cómplice del despojo de la comunidad, producto de la construcción del NAICM.

Ésta no es la primera vez que la comunidad campesina de San Salvador Atenco sufre este tipo de agresiones por oponerse al NAICM. Diferentes niveles de gobierno han realizado continuamente actos intimidatorios con la finalidad de poner fin a la resistencia de la comunidad y romper su tejido social. La represión más fuerte ocurrió en 3 y 4 de mayo de 2006, cuando dos personas fueron asesinadas, un gran número de pobladores resultaron gravemente heridos, apresados y varias mujeres fueron agredidas sexualmente.

Por lo anterior, el Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero hace el más enérgico llamado a las autoridades mexicanas en todos los niveles, así como a la Comisión Nacional de Derechos Humanos para que, con fundamento en los Artículos 1, 2, 8 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos; artículo 6 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos; artículos 4 y 5 de la Convención Americana sobre los Derechos Humanos, realicen las acciones necesarias, en el ámbito de sus competencias, tendientes a brindar la más alta protección a la integridad, la vida y el territorio a los pobladores de San Salvador Atenco.

Atentamente,

Citlalli Cleto Bustamante

Área de Documentación

Centro de Derechos Humanos Zeferino Ladrillero

Contralínea 543 / del 12 al 18 de Junio de 2017

Comments

comments