Autor:

La minera canadiense Almaden Minerals habría incurrido en reiteradas violaciones a los derechos humanos contra decenas de personas que habitan en comunidades del municipio de Ixtacamaxtitlán, ubicado en la Sierra Norte de Puebla, denuncian comuneros y organizaciones de la sociedad civil.

En la zona, la trasnacional desarrolla el Proyecto Ixtaca de minería a cielo abierto para explotar oro y plata, que actualmente se encuentra en etapa de exploración avanzada.

En entrevista con Contralínea, luego de presentar la Evaluación de impacto en derechos humanos para este caso, los pobladores afectados señalan que desde la llegada de la empresa a la zona, en 2009, nadie les ha informado del proyecto minero a cielo abierto que se desarrolla en el lugar, en la etapa de exploración.

Encabezados por Teódulo Martínez, Francisca Zamora y Alejandro Marreros, entre otros integrantes de las comunidades afectadas, indican que mucho menos se les ha pedido su opinión en una consulta abierta e informada, como lo establecen las leyes y tratados internacionales a los que está obligado México.

 “No queremos a esa empresa en nuestras tierras”, sentencian. Y es que la Evaluación de impacto en derechos humanos –hecha pública este 4 de abril por las organizaciones civiles Proyecto sobre Organización, Desarrollo, Educación e Investigación (Poder), Centro de Estudios para el Desarrollo Rural, Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario y la Unión de Ejidos y Comunidades en Defensa de la Tierra, el Agua y la Vida Atcolhua–

revela que los pobladores no sólo han sufrido la violación al derecho a la consulta, sino a otros tres derechos humanos.

Actualmente, los pobladores no tienen garantizados los derechos humanos a la salud, al agua y a un medio ambiente sano, señala el documento, la primera evaluación en México de este tipo para el caso de un megaproyecto, hecha con apoyo de expertos en geoquímica, biología y salud y que consta de 140 páginas.

Advierte que, una vez iniciados los trabajos de minería a cielo abierto –altamente nociva–, los daños serán irreversibles.

 “Esta evaluación concluye que la presencia de Almaden Minerals en Ixtacamaxtitlán pone en riesgo los derechos al agua, a un medio ambiente sano y a la salud de la población, e incrementa la competencia por el agua y la tierra”, determina la Evaluación.

En entrevista, los comuneros señalan: “Cínicamente, la empresa nos ha dicho que el cianuro no contamina. Miente para aprovecharse de nuestra ignorancia. Pero, ¿en qué parte del mundo el cianuro no contamina?”,.

Agregan que, para el funcionamiento de la mina, Almaden Minerals asegura que no será necesario hacer uso de los recursos acuíferos de la comunidad. “Otra mentira, porque allá no llueve siempre; llueve por temporadas. Así que se van a llevar nuestra agua, que es un recurso que nos pertenece y que es un derecho humano que nos quieren quitar”.

En entrevista, Patricia Legarreta –integrante de la organización Poder– refiere que los trabajos de exploración en la zona empezaron en 2009, y desde entonces ni las autoridades mexicanas ni la trasnacional de origen canadiense consultaron a los pobladores. “Desde entonces no se les ha informado nada de este proyecto”.

Agrega que, aunque en febrero pasado la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales negó el permiso a Almaden Minerals para continuar con los trabajos en la zona (consistentes en 69 nuevos barrenos), el 3 de abril volvió a resolver sobre el tema sin que se les haya querido informar si es a favor o en contra del megaproyecto.

“Hasta ahora no sabemos si es para reiterar la cancelación o dar permiso. Ambas cosas son posibles”, indica.

De acuerdo con la información de la propia empresa, “la zona Ixtaca es un descubrimiento de prospección que cubre un área con potencial de oro y plata dentro del Proyecto Tuligtic en el estado de Puebla, México, del cual Almaden posee el ciento por ciento.

 “Dentro del Cinturón Volcánico Transmexicano, el Proyecto Tuligtic tiene 14 mil hectáreas y se encuentra a 95 kilómetros al Norte de la ciudad de Puebla, a 150 kilómetros al Este de la Ciudad de México y a 120 kilómetros al Sureste del depósito de oro y plata Pachuca, con una producción histórica reportada de 1.4 billones de onzas de plata y 7 millones de onzas de oro. Tuligtic fue identificado y adquirido por Almadén en 2001 durante el programa de exploración regional del Este de México a cargo de la compañía.

 “Dentro de esta área, las observaciones de los exploradores de Almadén identificaron posibles objetivos de oro y plata, incluyendo la Zona Ixtaca.”

Nancy Flores

One Comment

  1. Rakim Silvestre / abril 6, 2017 at 4:40 pm

    Ustedes son la mejor cadena de noticias. :)

Comments are closed.