Autor:

El presidente del Instituto Nacional Electoral (INE) Lorenzo Córdova Vianello aseguró que la violencia criminal es uno de los grandes problemas estructurales que enfrentan México y su democracia. “La pobreza, la desigualdad, la impunidad, la corrupción y la violencia son parte de una agenda pendiente e irresuelta. Son las promesas incumplidas de los gobiernos democráticos”, aseguró.

En entrevista con Karina Ansolabehere, directora de la revista Perfiles Latinoamericanos, de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Políticas y Sociales, el consejero presidente del INE dijo que se trata de problemas que constituyen el entorno en el que se intenta recrear la vida democrática e institucional de México, “es un medio ambiente muy adverso y muy nocivo”.

“La violencia criminal no ha obstaculizado el trabajo de la autoridad electoral que sobre todo de cara a las elecciones, implica un trabajo de campo muy profuso y muy amplio en todo el territorio nacional”, aclaró el consejero presidente. Sin embargo, reconoció que “es preocupante pensar en que pueda irrumpir en los partidos a través de la imposición de candidatos o del financiamiento de campañas”, aseguró.

En el marco del foro Asimetrías y estereotipos de género en medios de comunicación se pronunció contra de la normalización de la violencia. “No debemos caer en lo que tendencialmente estamos llevando a que ocurra: que la violencia y la corrupción se asuman como parte de la normalidad de la vida social. No debemos perder nuestra capacidad de indignarnos y de protestar y de exigir una solución libre de autoritarismo y violaciones de derechos y libertades”.

Subrayó que “tenemos una responsabilidad como ciudadanos y aquí el INE está llamado a jugar el rol de cómo hacemos para no perder la capacidad de indignación y para ser refractarios a la tentación de ver como algo positivo la pérdida de libertades y la violación de derechos a cambio de que la violencia se combata”.

José Réyez

Comments

comments