Autor:

Las comunidades indígenas zapatistas apoyan con una tonelada de café, y obras elaboradas por artistas de sus comunidades, “la resistencia y la rebeldía de quienes son perseguidos y separados por muros”. Advierten que se trata de un primer apoyo que será seguido de muchos otros.

Mediante un comunicado firmado por los subcomandantes insurgentes Moisés y Galeano, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional informa que en este esfuerzo participaron los cinco caracoles, con sus Juntas de Buen Gobierno, sus municipios autónomos rebeldes zapatistas y los colectivos de las comunidades. Señalan que el café y las obras ya se encuentran en el Centro Indígena de Capacitación Integral (Cideci)-UniTierra, de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas.

Los zapatistas proponen que el apoyo sea entregado a las organizaciones y colectivos de la Sexta en las próximas actividades que tendrán lugar en abril. Los integrantes de la Sexta se encargarán de que finalmente la ayuda zapatista se entregue a sus destinatarios finales.

El mensaje del EZLN viene acompañado de un video de 4 minutos en el que se observa a los campesinos zapatistas en diferentes etapas del proceso productivo del café. El comunicado fue publicado en la página http://enlacezapatista.ezln.org.mx/2017/03/16/la-primera-de-varias/, desde la cual también puede observarse el video.

Contralínea reproduce de manera íntegra el comunicado zapatista.

EJÉRCITO ZAPATISTA DE LIBERACIÓN NACIONAL.

MÉXICO

Marzo del 2017.

A la Sexta en el mundo:

Compas:

  Pues como les habíamos dicho que íbamos a ver el modo de apoyarles a ustedes para que, a su vez, apoyen la resistencia y la rebeldía de quienes son perseguidos y separados por muros, pues ya tenemos un pequeño avance.

  Ya está lista la primera tonelada de café zapatista para la campaña “Frente a los muros del Capital: la resistencia, la rebeldía, la solidaridad y el apoyo de abajo y a la izquierda”.

  Es café 100 % zapatista.  Cultivado en tierras zapatistas por manos zapatistas; cosechado por zapatistas; secado bajo el sol zapatista; molido en máquina zapatista; el molino zapatista se descompuso por culpa de zapatistas; fue arreglado por zapatistas (era un balero no zapatista); luego empaquetado por zapatistas, etiquetado por zapatistas y transportado por zapatistas.

  Esta primera tonelada se consiguió con la participación de los 5 caracoles, con sus Juntas de Buen Gobierno, sus MAREZ y los colectivos de las comunidades, y ya se encuentra en el CIDECI-UniTierra de San Cristóbal de Las Casas, Chiapas, México rebelde.

  Este café zapatista sabe más sabroso si se toma luchando.  Aquí les ponemos un pequeño video que hicieron los Tercios Compas donde se mira el proceso: desde el cafetal, hasta la bodega.

  También ya estamos clasificando y empacando las obras con las que participaron l@s zapatistas en el pasado CompArte, mismas que también les mandaremos para apoyar sus actividades.

  Esperamos que podremos entregar en el evento de abril para que ya se vaya moviendo todo eso a los diferentes rincones del mundo donde hay Sexta, es decir, donde hay resistencia y rebeldía.

  Esperamos que con este primer apoyo puedan iniciar o continuar su trabajo de apoyo a tod@s l@s perseguid@s y discriminad@s del mundo.

  Tal vez ustedes se pregunten cómo es que va a llegar eso hasta sus rincones.  Pues de la misma forma en que se produjo, es decir, organizándose.

  O sea que se les pide que se organicen no sólo para eso, también y sobre todo para hacer actividades de apoyo a toda esa gente que hoy se encuentra perseguida simplemente por tener un color de piel, una cultura, una creencia, un origen, una historia, una vida.

  Y no es todo por ahora: recuerden siempre que hay que resistir, hay que rebelarse, hay que luchar, hay que organizarse.

  Ah, y preguntamos cómo se dice esto que queremos decir, pero de modo que lo entienda ése:

¡Fuck Trump!

 (y de una vez los demás también –o sea los Peña Nieto, Macri, Temer, Rajoy, Putin, Merkel, May, Le Pen, Berlusconi, Jinping, Netanyahu, al-Ásad, y ahí agréguenle como se llame o se vaya a llamar el muro que haya que derribar, de modo que todos los muros reciban el mensaje-).

 (O sea que es la primera de varias toneladas y la primera de varias mentadas -que no son de menta-).

Desde las montañas del Sureste Mexicano.

Subcomandante Insurgente Moisés.             Subcomandante Insurgente Galeano.

México, marzo del 2017.

Zósimo Camacho

 

Comments

comments